article-thumb
   

“Hasta el pajarito de Maduro se fue al carajo porque no hay alpiste”, afirma Pablo Medina

Christhian Colina

El Cooperante.- El dirigente del Movimiento Laborista, Pablo Medina, considera que la política económica que promueve el Gobierno nacional es una receta cubana para “acabar con los productores, importar, tarjeta de racionamiento y control de divisas”. A su juicio, el presidente Nicolás Maduro está condenado por la mentira.

Medina desmiente que no existan dólares debido a la caída abrupta de los precios del petróleo. “Los demás países petroleros no tienen esta crisis, ni siquiera en Cuba hay colas. El complot se llevó a cabo para entregar el país a los nuevos imperios y a Cuba, y provocar un éxodo poblacional a gran escala para dominar la situación y a la gente que se quede. El propósito lo está logrando al Gobierno, ya han salido más de 2 millones de venezolanos. A esto se une el control sobre el parque industrial, el deterioro generalizado, sin repuestos ni medicinas, la gente está muriéndose de mengua”, plantea.

“Vivimos una tragedia nacional, una catástrofe humanitaria, la desesperación crece. Hasta el pajarito de Maduro se fue al carajo porque no hay alpiste. Nos quedamos solos en esta lucha contra un Gobierno militarista que invadió la administración pública y controla las palancas del poder. Tenemos que pasar a un gobierno de transición que enrumbe al país”, señala en una entrevista publicada por el semanario La Razón.

Manifiesta que los venezolanos están frente a una dictadura militarista que hace elecciones al estilo de Adolf Hitler.

“Yo, al igual que la mayoría del país, no como tres veces al día. Comemos peor, con más carbohidratos. Mi único ingreso es la jubilación. Tengo un carro pequeño que no saco porque se le dañó la batería. La vida diaria se volvió muy dura”, afirma sobre el impacto de la crisis en su cotidianidad.

El dirigente opositor plantea que el presidente Nicolás Maduro llegó al poder producto de un complot internacional en el que participaron los gobiernos de China, Rusia y Cuba. “Después de tres años no se sabe dónde está el cadáver de Chávez, ni el certificado de su autopsia, ni tampoco el acta de defunción, mucho menos la partida de nacimiento de Maduro”, agrega.

Por último, señala que el primer mandatario nacional tiene el don de ubicuidad porque ha manifestado haber nacido en cinco lugares distintos. “Es un tema que debe resolver el pueblo y también la Fuerza Armada Nacional porque la ley establece que su Comandante en Jefe tiene que ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad”, concluye.

Comentarios

comentarios