article-thumb
   

Simón Calzadilla: Alianza entre Gobierno, TSJ y PSUV acaba con la pluralidad y la democracia

Christhian Colina

El Cooperante.- El secretario general del Movimiento Progresista de Venezuela (MPV) y segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, aseguró este viernes que las dos últimas actuaciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) evidencian la alianza que existe entre la Sala Constitucional, el Ejecutivo nacional y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para irrespetar la Constitución y las leyes.

El dirigente opositor aseveró que una de las sentencias busca liquidar a los partidos políticos y la otra es declaración de inconstitucionalidad de la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela (BCV).

Lea también – ¡Ya es oficial! TSJ publica sentencia contra reforma de Ley del BCV promulgada por la AN

A su juicio, se mantiene el plan de ilegalizar a los partidos políticos, conminando al Consejo Nacional Electoral para que establezcan nuevas reglas extraconstitucionales, teniendo como único objetivo acabar a las organizaciones políticas, esto se evidencia en la primera sentencia del 2016 del ente judicial.

“Para la renovación automática de los partidos se requiere contar con el 1% de los votos obtenidos en una elección de carácter nacional sin distinción de territorialidad, la nueva regla exigiría que ese 1% sea logrado en doce estados del país. Otra de las condiciones que pretenden agregar se refiere a que partidos que no presenten su tarjeta propia en los procesos electorales carecerán de identidad. Y la más grave de todas es que prohíben la doble militancia cuando ni la Constitución lo plantea”, explicó.

Asimismo, explicó que “la ley del BCV que promulgó y dio el ejecútese el presidente Chávez en el año 2000 resulta ser ahora inconstitucional, al igual que su reforma del 2005, 2010 e incluso la sancionada y ejecutada bajo la firma de Nicolás Maduro en el 2014”.

Indicó que la reforma que hizo el pasado mes la Asamblea Nacional fue para ajustarla a la del 2014, la decisión de que la AN designe dos miembros del direcorio del BCV es lo mismo que establecía dicha ley en su nacimiento en el año 2000, para que tuviese correspondencia con la Carta Magna. “No hay ni un solo artículo en la Constitución que argumente tal decisión del TSJ de declarar inconstitucional la última reforma”, acotó de acuerdo a una prensa.

Comentarios

comentarios