article-thumb
   

A ¿Quién quiere ser millonario? le pega la crisis: Aumento del premio mayor se lo come la inflación

Christhian Colina

Christhian Colina.- La crisis económica no escapa de la realidad del principal concurso de la televisión venezolana. El programa ¿Quién quiere ser millonario?, que produce RCTV Internacional y transmite Televen, y es que pese a otorgar una significativa cantidad de dinero en premios a sus participantes, no es capaz de cambiar la realidad de su ganador. Los dos millones de bolívares que obtiene el venezolano que alcance responder satisfactoriamente la pregunta número 15, nada tiene que ver con convertirlo en un nuevo millonario.

El pasado domingo 20 de marzo el programa inició una nueva temporada y trajo consigo una modificación en el escalafón de su máximo premio, su principal atracción es que el premio gordo tuvo incremento de 400% y pasó de 500 mil bolívares a 2 millones de bolívares.

En Venezuela con el premio mayor un venezolano no puede pensar en adquirir una vivienda o un vehículo, pues el monto le es insuficiente para adquirirlos. Por lo tanto sólo debe conformarse con tener unas vacaciones familiares (cuatro personas) en Miami, Estados Unidos. El boleto ida y vuelta por persona en la aerolínea Santa Bárbara tiene un precio de 331 mil bolívares, es decir, que la familia integrada por cuatro personas desembolsaría 1,3 millones de bolívares. Y los 700 mil bolívares restantes destinarlos al cupo viajero del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex).

A diferencia de eso, en otros países los ganadores sí se convierten en nuevos millonarios y por lo tanto pueden pensar en viajar, comprar inmuebles y hasta asegurar su futuro. En Reino Unido el premio mayor es de un millón de euros (1,3 millardos de bolívares al cambio paralelo), en Honduras es de 44.117,07 dólares (51,6 millones de bolívares al cambio paralelo), y en Estados Unidos es de un millón de dólares (1,1 millardos de bolívares al cambio paralelo).

Con tales montos un venezolano sólo puede comprar el 4% de un apartamento de dos habitaciones en la parroquia La Candelaria de Caracas, valorado en 50 millones de bolívares. Mientras que, si se comparan con los premios de los otros países, el monto alcanza para adquirir dicha vivienda en su totalidad. Tal es así, que con el premio de Reino Unido se comprarían 26 apartamentos, uno con el de Honduras y 22 unidades con la premiación del imperio estadounidense.

Comentarios

comentarios