A un mes del cacerolazo de Villa Rosa: “Fueron horas y días terribles, sentimos miedo”

Jose Monagas

El Cooperante.- Luego de la estruendosa marcha el pasado 1 de septiembre convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el presidente Nicolás Maduro decidió emprender un viaje al estado Nueva Esparta y emprender una caminata por un conjunto residencial que no le tembló el pulso para hacerle sentir su inconformidad con su mandato.

Lea también Villa Rosa marchará este 12O: “Dejaremos constancia del rechazo a este Gobierno”

El pasado domingo se cumplió un mes del fatídico episodio del 2 de septiembre en el que Maduro fue caceroleado en Villa Rosa, Margarita. “No teníamos por qué tener miedo, es nuestra realidad y si hay algo que en estos años hemos aprendido es a protestar, de hecho hace unos meses hicimos una gran manifestación que hasta cerramos la autopista justamente porque no nos vendían nada” dijo esa noche una de las manifestantes.

Del mismo modo expresó con preocupación que “lo que nunca pensamos es que después de aquel fuerte cacerolazo el silencio tuviera que ser lo que llene las calles de Villa Rosa”. De acuerdo a lo reseñado por Tal Cual, “Fueron horas y días terribles, cuando en la comunidad se supo lo que ocurrió y empezamos a ver el poco de militares y policías rondando. Sentimos mucho miedo porque hoy en día se sabe lo que es caer preso, seas inocente o culpable”, afirmó Odalis Quintero.

Aquí la gente quedó traumatizada, yo sufrí mucho al ver como injustamente implicaron a mi hijo que tan solo esa tarde salió a la bodega”, dijo Lucila Araque, quien tiene que llevar a su hijo a tribunales para presentación cada 30 díás.

Comentarios

comentarios