article-thumb
   

ABC: En Venezuela comprar arroz o azúcar es como tener el boleto ganador de la lotería

El Cooperante

El Cooperante.- La realidad de Venezuela dista mucho de aquella época de bonanza donde las colas se veían para ingresar a un concierto, salas de cines o recintos deportivos, desde tempranas horas de la madrugada e incluso desde la noche anterior se pueden ver las nacientes filas de personas que pretenden hacerse con productos alimenticios.

Lea también – Sujeto dispara a empleado de abasto por no lograr comprar productos Polar en Los Teques

Hombres, mujeres, niños y ancianos se forman a la espera de que los supermercados abran y llegue algún camión con productos, el mismo escenario se vislumbra en sectores populares donde esperan ser abastecidos por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) medida que adoptó el gobierno presidido por Nicolás Maduro para hacerle frente a la presunta “guerra económica”.

Al menos 641 protestas se registraron en el mes de mayo del presente año según un reporte ofrecido por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social en Venezuela (OVCS) mismos que refirieron que las acciones de calle aumentaron un 320% en comparación a mayo del año 2015. Conseguir arroz, azúcar, pasta, leche en polvo, jabón de baño, papel higiénico, desodorante y otros productos básicos se ha convertido en una travesía y el que lo logra ha de sentirse como quien se gana la lotería, según reseña ABC de España.

Video ABC

Muchas de estas personas que pernotan a las afueras de los supermercados compran los productos a un “precio justo” y luego los revenden a costos especulativos, la escasez y e inaccesibles montos de alimentos obligan a familias enteras a reducir el número de comidas al día. Según reseña el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas) “entre junio de 2015 y junio de 2016 el precio de la cesta de la compra registró una subida anualizada del 624%”.

En el primer semestre del año en curso el aumento se posicionó en un 180,9%. Con estas cifras, una familia requiere aproximadamente de casi 17 salarios mínimos (15.051Bs) para cubrir los gastos básicos de la misma y hacerle frente a una galopante inflación que según el FMI rondaría al 500% este 2016.

Comentarios

comentarios