article-thumb
   

Abogada de “el Chacal” critica inercia del Gobierno de Venezuela en caso de su cliente

Christhian Colina

Efe.- El Tribunal Supremo francés rechazó el recurso del terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, “el Chacal”, que cumple dos cadenas perpetuas en Francia, con el que pretendía evitar ser juzgado por un atentado en París en 1974 que causó dos muertos y 34 heridos.

La sala de instrucción no tuvo en consideración los argumentos de “Carlos”, que teóricamente todavía podría llevar este asunto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, una opción que sin embargo su abogada Isabelle Coutant-Peyre descartó, en declaraciones a Efe. La jurista se quejó de que “una vez más, el Tribunal Supremo, como las otras jurisdicciones, demuestra visiblemente una ausencia de independencia frente a instrucciones políticas que vienen de Francia o de otras partes, esencialmente de Estados Unidos”.

La letrada también se mostró “escandalizada por la inercia de la República Bolivariana de Venezuela“. En su dictamen tras la audiencia celebrada el pasado 13 de abril, los jueces del Supremo no sólo desoyeron la demanda de Ramírez Sánchez, sino que le impusieron el pago de 3.000 euros al abogado de la acusación particular que se ha constituido.

En cuanto al fondo del recurso, sobre todo negaron que el encausado -al que se acusa de asesinato y tentativa, daños materiales causados con explosivos e infracción de la normativa sobre armas- pueda esgrimir la prescripción para no sentarse en el banquillo. Para los magistrados, los procedimientos de la investigación en otros sumarios, que a su juicio estaban conectados con éste, evitaban esa prescripción.

Lo que no está determinado es cuándo podría celebrarse el proceso. Coutant-Peyre, que recordó que “Carlos” no tiene abierta ninguna otra causa en Francia, sugirió que hay una voluntad de prolongar la situación actual, y a ese respecto recordó que los hechos que se le reprochan ocurrieron hace casi 42 años.

Se trata de un ataque con granadas contra el Drugstore Publicis del barrio de Saint Germain, en el centro de la capital francesa, el 15 de septiembre de 1974. En junio de 2013, la Justicia francesa confirmó en apelación la condena a perpetuidad contra el venezolano por cuatro atentados cometidos en Francia en 1982 y 1983 en los que murieron once personas y cerca de dos centenares resultaron heridas.

Comentarios

comentarios