article-thumb
   

Constitucionalistas coinciden que propuesta de Escarrá contra la AN es una “lata de humo”

Christhian Colina

El Cooperante.- Abogados constitucionalistas desestimaron por “inviable y antidemocrática” la propuesta del abogado Hermann Escarrá para acortar a 60 días el mandato de la Asamblea Nacional, y la consideraron más bien como una estrategia del Gobierno para desviar la atención sobre los verdaderos problemas del país y para dilatar la realización del referéndum revocatorio, de manera que se realice el próximo año.

José Vicente Haro y Juan Manuel Raffalli coincidieron en que el presidente Nicolás Maduro puede proponer una enmienda constitucional sobre cualquier asunto, pero para que esta se materialice debe ser sometida a referéndum – convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) – de manera que es el pueblo, el soberano, el que tiene la última palabra.

Es absolutamente inconstitucional y antidemocrático plantear esa especie de disolución de la Asamblea Nacional a través del recorte de su mandato a 60 días”, dijo Haro, mientras que Raffalli opinó que hacerlo sería “en el fondo, desconocer la voluntad del pueblo” expresada en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre pasado, cuando los partidos de oposición agrupados se alzaron con la mayoría parlamentaria.

“Los diputados de la Unidad fueron electos por casi 8 millones de electores. Ni Chávez en su mejor momento llegó a sumar esa votación”, recordó Raffalli, a lo que Haro añadió los resultados que han reflejado las encuestas en los últimos meses y especialmente en la última semana, que expresan el deseo de una inmensa mayoría de venezolanos para que se adelanten las elecciones presidenciales como una medida para empezar a salir de la actual crisis.

“Es tan absurda esta propuesta de enmienda que solo puede verse como una lata de humo para no hablar de la crisis eléctrica o para enredar el revocatorio y obstaculizarlo. El propio Maduro sabe lo que va a pasar cuando el pueblo vote”, dijo Raffalli. “Es muy distinto plantear un revocatorio a la mitad del período”, lo cual es totalmente constitucional, argumentó.

Estoy seguro de que Maduro ni siquiera va a enviar eso al CNE para un referéndum porque sabe, está totalmente seguro, de que correría una suerte adversa”, coincidió Haro. “Esto lo veo más como una estrategia política para distraer a la ciudadanía y a la oposición y tratar de dilatar la posible realización del referéndum revocatorio planteando, a través de la enmienda constitucional, otro acto refrendario que de alguna manera pueda dilatar la realización del referéndum revocatorio y pasarlo para el año que viene”, añadió.

Comentarios

comentarios