article-thumb
   

Adolescente mata a su prima de 14 años: Al mostrarle el arma se le escapó un tiro

El Cooperante

El Cooperante.- Yerimar Josefina Marín González (14) no imaginó que su vida terminaría en manos de su primo, de 13 años. Le presumía el arma de fuego cuando se le escapó un tiro y el proyectil le atravesó el pecho. La familia del homicida huyó.

Lea también.- Vivian borrachos: Madre adolescente casi mata a golpes a bebé de un año junto a su esposo

Los vecinos del barrio Beto Morillo del estado Zulia, escucharon una detonación y corrieron hasta la casa 19. La hermana pequeña de Marín pedía a gritos ayuda en el frente. Yerimar, quien cuidaba de ella, se desangraba en la cocina, reseñó La Verdad.

El homicida corrió tres cuadras para llegar a su casa. “No sé por qué lo hizo”, decía Yoraima González, madre de la víctima, en la morgue forense. Recordó que una llamada de sus vecinos la hizo dejar el trabajo a las 2.00 de la tarde. Su sobrino había asesinado “accidentalmente” a la segunda de sus cinco hijos.

El muchacho hace una semana jugaba con los hermanos de  Yerimar en su casa, uno de ellos le habría lastimado los dedos con una puerta mientras se divertían y el adolescente juró matarlo, comentó la Policía. El pasado miércoles llegó a cumplir su objetivo, pero se equivocó.

La joven salió del baño hacia la cocina, allí se encontró con su victimario. “Mira lo que traje para tu hermano”. La adolescente le pidió que se fuera, que no debía jugar con eso y se le escapó el tiro. La hermana menor presenció todo, le gritó a su primo que la había matado, este le respondió “que se callara o también le hacía lo mismo”, explicó González.

Prófugo

El adolescente buscó refugio en su hogar y escapó junto a sus padres de la barriada, mientras a la joven la llevaban a un centro de salud, donde los médicos certificaron su deceso.

La Policía científica al enterarse de lo ocurrido acudió al sitio para iniciar las investigaciones. Entrevistaron a los vecinos y allanaron la residencia del presunto asesino, pero no encontraron el arma ni al sospechoso. Presuntamente la familia escapó de la ciudad.

Los familiares desconocen por qué el muchacho tenía un arma y quién se la había facilitado. Negaron que se tratara de alguien que estaba en malos pasos.

A la joven la describieron como risueña y colaboradora. Su madre explicó que actualmente no estudiaba porque le había ido mal con una materia el año pasado, pero en septiembre empezaría de nuevo ya que le prometió dedicarse a los estudios.

 

Comentarios

comentarios