article-thumb
   

¡Al estilo chavista! Ortega logra destitución de 28 diputados del Parlamento de Nicaragua

Lysaura Fuentes

El Cooperante.- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, implementa actualmente la misma fórmula que aplica el oficialismo en Venezuela. El líder sandinista logró que destituyeran el pasado viernes en el Parlamento de este país a 28 diputados opositores (16 titulares y 12 suplentes) por negarse a seguir el mandato de Pedro Reyes, quien es el nuevo líder del Partido Liberal Independiente (PLI).

Los 28 diputados opositores destituidos pertenecían al PLI hasta mayo pasado, cuando la Corte Suprema de Justicia quitó la representación legal de esta tolda al coordinador principal de la coalición opositora Eduardo Montealegre, para entregársela al jurista Pedro Reyes, cuya actividad política era casi nula.

Reyes reclamó la destitución de los diputados que conforman el PLI ante el Poder Electoral, porque estos no reconocieron su liderazgo como nuevo representante del partido,  reclamo que fue aceptado por el ente comicial y que llevó a que la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el oficialismo sandinista, acatará la decisión.

“Esta decisión es un nuevo zarpazo para liquidar por completo el pluralismo político y hacer desaparecer las voces opositoras“, subrayó el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), que también perdió a dos diputados en la maniobra oficialista.

La treta con la que Ortega intenta llegar a las elecciones de noviembre sin enemigos políticos es la misma que se presenta en Venezuela, con la destitución de los diputados que representan a Amazonas Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Robert Guzamana, quienes asumieron nuevamente sus curules este 28 de julio del año en curso, a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que los alejaba de su cargo, reseñó El Mundo.

También como en Nicaragua, jueces venezolanos intervienen los partidos y se los entregan a dirigentes semidesconocidos cercanos al poder, como le sucedió al partido socialcristiano Copei. “Esta misma situación está ocurriendo actualmente en Venezuela, donde el presidente Nicolás Maduro, secuestrando el TSJ, ha emitido 18 sentencias (en siete meses) en contra del Parlamento venezolano que son violatorias de la Constitución y un vil atentado a la voluntad popular”, denunció en un comunicado la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional.

Comentarios

comentarios