Al filo de una dictadura: las negras similitudes del régimen de Maduro con el Perezjimenismo

By Jose Monagas

El Cooperante.- Atrás quedó aquella época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez donde los adecos y cualquier persona que se oponía al régimen iba detenido por conspirar en la política.

Adelantamos las agujas del reloj y la historia pareciera repetirse en la Venezuela socialista creada por Hugo Chávez y guiada actualmente por Nicolás Maduro, quien ha levantado su puño para mandar a apresar a decenas de políticos, estudiantes y ciudadanos en común por pensar diferente y ser opositores.

Los colectivos, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín) y la Guardia Nacional Bolivariana, (GNB) son los encargados de agredir a los distintos opositores antes, y durante el tiempo que duren en la prisión sus derechos humanos son violados, pues son muchas las torturas perpetradas por estos organismo al estilo de la Seguridad Nacional de la era perejimenistas.

Con la diferencia que en aquella época Venezuela tenía progresos económicos, educativos y existía seguridad. Mientras que en la actualidad reina la inseguridad, la escasez de alimentos, medicinas y los productos de primera necesidad.

Entre los casos más sonados están la jueza María Lourdes Afiuni, quien fue violada por hombres y mujeres en el Instituto Nacional de Orientación Femenina, (Inof), a tal punto de destruirle todo su aparto reproductor femenino. Los estudiantes que se encuentran en la tumba, ubicada en el Sebín de Plaza Venezuela.

Lo mismo ocurrió con la capitana de la aviación Laided Salazar, quien fue torturada y obligada a pasar hambre y sed para quebrantar su salud, los jóvenes estudiantes quienes también han recibido todo tipo de tortura.

Mientras que los políticos opositores Leopoldo López, Daniel Ceballos, el alcalde Warner Jiménez, Yon Goicohechea, Vasco Da Costa, el periodista Braulio Jatar, el ganadero Frankiln Brito quien murió en el Hospital Militar  tras realizar un huelga de hambre cuando se encontraba detenido y su caso no ha sido investigado, son parte de los casos que engrosan este negro prontuario para el Gobierno.

El presidente del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, informó que solo en 2016 ha habido un total de 2.211 personas detenidas por motivos políticos, de las cuales 12 permanecen tras las rejas, se suman a los 78 previamente aprehendidos y pasan a la condición de presos políticos, cuya cifra final es de 90.

Durante las últimas semanas el presidente Nicolás Maduro y la tolda roja han subido el tono de voz en sus amenazas llevando a cabo, detenciones arbitrarias sin el debido proceso “legal”, y ha abierto una serie de investigaciones contra los políticos opositores la más reciente son: Henry Ramos Allup quien se le acusa de “violar la Constitución” y Henrique Capriles Radonski a quien la Contraloría abrió una investigación “por irregularidades en su gestión”.

Sin embargo, llama poderosamente la atención como la inseguridad sigue creciendo en el país. Los pranes y presos común (violadores, asesinos, ladrón) desde las cárceles ejecutan protestas, secuestros, obtienen bolsas Clap, además de gozar en las prisiones con discotecas, mercados, restaurantes y una serie de servicios y comodidades que ningún venezolano trabajador, ni estudiante, político, periodista, ni ciudadano en común tiene aun respetando las normas y leyes.

Comentarios

comentarios