article-thumb
   

Alcalde de Ureña sobre mujeres que cruzaron la frontera: “Fue interpretación del artículo 350”

Christhian Colina

El Cooperante.- El alcalde del municipio Pedro María Ureña del estado Táchira, Alejandro García, manifestó este jueves que lo ocurrido el pasado martes en el puente internacional Francisco de Paula Santander fue una acción espontánea de las mujeres de la frontera, debido a la escasez de alimentos y medicinas que hay en territorio venezolano.

Lea también – Por mensajes se organizaron mujeres para cruzar la frontera: “Pudo más voluntad del pueblo”

“Eso hizo que la situación se desbordara, al punto que rompieron la barrera que tenía la Guardia Nacional y pasaron a Colombia, con justos motivos, desde mi punto de vista. El hambre de sus niños, de personas mayores y de enfermos, obliga a cualquier ciudadano a hacer actos heroicos como el que se hizo el día martes”, expresó a La Nación.

El mandatario local aseguró que “lo acontecido fue simple y llanamente una interpretación del artículo 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que contempla la desobediencia civil, el no acatar ningún tipo de orden cuando vaya en contra de la humanidad. Es un delito de lesa humanidad tener la frontera cerrada, cuando al otro lado hay comida para que todo el mundo coma y nosotros aquí muriéndonos de hambre”.

García dijo que nadie contó la cantidad de mujeres que el pasado martes forzó el cerco de la Guardia Nacional y cruzó hacia Colombia por el puente Francisco de Paula Santander, pero estiman que había entre 500 y 700 mujeres. “Estoy seguro que lo que sucedió el martes se va a repetir con toda seguridad, y esperamos que no se tilde a nadie de responsable de ello. Simple y llanamente fue algo espontáneo de las mujeres que están padeciendo, de las cabezas de hogar, del estómago y del bolsillo”, acotó.

El alcalde de Ureña señaló que la Guardia Nacional trató de contener al numeroso grupo de mujeres, pero fue imposible porque eran demasiadas y tenían la determinación de cruzar la frontera. Fue rebasada la capacidad del personal militar que había. García resaltó que afortunadamente no hubo violencia y nadie resultó lesionado. No obstante, entre las mujeres que participaron en la acción se corrió el rumor que dos o tres hombres que las estaban animando para que cruzaran la frontera, habrían sido detenidos por los militares.

Comentarios

comentarios