article-thumb
   

Alimentos Polar denuncia detención arbitraria e ilegal de trabajador de Planta Marigüitar

Christhian Colina

El Cooperante.- La tarde de este jueves la representante legal de Alimentos Polar, Deyaeva Rojas, denunció la detención arbitraria e ilegal de un trabajador de la Planta ubicada Marigüitar ejecutada por la Inspectoría del Trabajo del estado Sucre acompañada por la fuerza pública, considerando que se trata de una actuación absolutamente desproporcionada y violatoria de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lott), así como de los derechos constitucionales al debido proceso y a la defensa. “Rechazamos esta actuación arbitraria y ejerceremos todas las acciones legales”, aseguró.

La abogada narró que este jueves se presentó un funcionario de la Inspectoría del Trabajo del estado Sucre y funcionarios de la policía regional, acompañados de un grupo de trabajadores de la empresa Saneatec, contratista que decidió de forma unilateral no continuar prestando servicios en Planta Marigüitar en mayo de 2015, a los fines de pretender la ejecución de procedimientos de reenganches que intentan esos trabajadores contra Alimentos Polar.

Rojas insistió en que esta acción está viciada de nulidad absoluta, porque la empresa está imposibilitada para reenganchar a estos trabajadores que tienen otro patrono. “A estos trabajadores lo que les corresponde es dirigirse a su patrono, dirimir las diferencias que puedan existir, o recibir el pago de sus prestaciones sociales consignadas en tribunales por parte de su empleador”, acotó.

Asimismo, mencionó que “se habla de diálogo, comunicación y entendimiento pero continúan llevándose detenidos ilegal y arbitrariamente a nuestros compañeros de trabajo. La empresa ha hecho un esfuerzo importante en esta planta para mantener la producción a pesar de las dificultades de acceso a la materia prima, pero acciones como estas lo que generan es zozobra y atentan contra la seguridad alimentaria”, dijo.

Insistió en que se trata de una actuación administrativa totalmente desproporcionada, por cuanto lo que corresponde es verificar la imposibilidad que se tiene de ingresar a estos trabajadores. Según explicó, lo procedente es que la Inspectoría del Trabajo verifique que los argumentos de la empresa son verdaderos. “Nosotros somos respetuosos de las leyes y no hemos incurrido en desacato. Exhortamos al cese de las arbitrariedades contra la empresa”, concluyó.

Comentarios

comentarios