article-thumb
   

Antonieta Mendoza: Ni odios ni rencores, siento lástima por quienes se prestaron para este juego sucio

El Cooperante

Pedro Eduardo Leal.- Una sentencia de casi 14 años emitida en un tribunal venezolano por la jueza Susana Barreiros, ha generado el rechazo de diversos líderes políticos y académicos, incluso voceros de Gobiernos de diversas latitudes del continente. Se trata del polémico juicio de más de 600 horas y 70 audiencias que se siguió por casi 18 meses en contra del máximo dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López Mendoza.

“Por Venezuela, creo que valió la pena. Para nuestra familia ha sido un proceso muy duro, triste, nos ha cambiado la vida a todos”, sostiene la madre del dirigente político, Antonieta Mendoza de López, ante la pregunta obligada de qué dejó “La Salida”.

En entrevista exclusiva con El Cooperante, Mendoza de López confiesa haber sentido una combinación  de indignación, de tristeza y de frustración, al conocer en la sala de audiencia del Palacio de Justicia el fallo del “brazo ejecutivo para criminalizar la protesta” de lo que califica como un “antijuicio”.

Consciente de la difícil situación enfrenta su hijo, quien permanece en una celda de 2×2, a oscuras, en la prisión militar de Ramo Verde, no duda en enfatizar que fue una decisión muy valiente y temeraria la asumida por López, con la que está “absolutamente de acuerdo”.

La Unidad que no apoyó “La Salida” hoy se suma a la manifestación convocada por su hijo para el próximo sábado. ¿Llega tarde este espaldarazo?

Creo que son procesos, Pedro. Yo creo que la Mesa de la Unidad, que se creó como una plataforma electoral, con un candidato único, ha ido avanzando y logrando sus objetivos. Yo como Antonieta Mendoza de López, como madre de Leopoldo López, y en nombre de toda la familia López, me siento sumamente apoyada  por la solidaridad de toda la Mesa de la Unidad. Y no, no ha llegado a destiempo, ha llegado en el momento que tiene que llegar.

Capriles ha reconocido que no votaría por Leopoldo… ¿Más allá de los dividendos electorales, han sentido suficiente solidaridad del excandidato presidencial?

Capriles ha dado demostraciones de solidaridad directa con la causa de Leopoldo, como compañero de partido. Ojalá el día de mañana estemos en un proceso democrático abierto para que se midan en primarias, eso sería verdaderamente un escenario bien interesantes en esta lucha por recuperar las libertades del país.

Sobre los rumores de diferencias en Voluntad Popular. ¿Sigue siendo Leopoldo el líder de la tolda naranja después de 18 meses en Ramo Verde?

Hay algo que yo siento que ha fortalecido más a Voluntad Popular, y  es que ahora tiene una épica. Tiene a su líder, fundador y coordinador preso, preso injustamente. Tiene exiliados, tiene perseguidos, tiene muerto: el activista de Voluntad Popular que falleció el pasado jueves, Horacio Blanco, quien murió como consecuencia de las hordas chavistas.

¿Cómo ve a su hijo? ¿Cree que el Gobierno lo termine volviendo loco?

Yo veo que Leopoldo tiene que salir, porque la justicia, la razón y  la verdad tienen que privar, y una vez que Leopoldo salga, así lo dijo durante su defensa, lo primero que hará es pasar días con sus hijos, con Lilian su mujer. Después comenzará a girar el país, como lo ha hecho durante los últimos cinco años.

¿Cómo le explicaron a Manuela que su papá no podrá volver a casa en largo tiempo?

La verdad es que nosotros no hicimos nada distinto el día jueves (…) Nunca le creamos expectativas, porque no sabíamos cual iba a ser el verdadero resultado. Nosotros esperamos lo mejor pero estábamos preparados para lo peor.

Es una tristeza que no esté Leopoldo con Manuela el sábado (día de su cumpleaños). El sábado tendrá unas amiguitas y el domingo va a ir a celebrar su cumpleaños en Ramo Verde con su papá, ya es el segundo que celebra en la cárcel.

El país vio a Leopoldo López Gil llorar y manifestar que estaban preparados para lo peor. ¿Cómo está su marido?

Es muy complicado, la tristeza y la ansiedad que siente Leopoldo mi marido por estar lejos de su hijo y no poderlo ver, no poder visitarlo. Han sido muchas angustias, una tras otras.

¿Hay rencores u odios en Antonieta Mendoza?

Si tú me preguntas si yo siento rabia, no; rencor, no. Lo que siento es tristeza hacia ellos como seres humanos que se han prestado para este juego tan sucio, tan vil, y que afecta los derechos no solo de Leopoldo y los presos políticos, sino de todos los venezolanos.

¿Volvió Diosdado a esta casa durante la fase final del juicio?

No, nosotros lo vimos a él en dos oportunidades, dos madrugadas. Después el día de la entrega de Leopoldo, que él mismo llevó a Leopoldo al Palacio de Justicia manejando, como es del conocimiento público. A partir de ahí se rompieron las comunicaciones.

1

Comentarios

comentarios