article-thumb
   

Así fueron los últimos minutos de vida de Gruseny Antonio Canelón (+Video)

El Cooperante

Caracas, 15 de abril.- “Me llevan preso al Hospital Militar, voy disparado, voy herido. Ayúdame por favor”, fueron las últimas palabras que dijo Gruseny Antonio Canelón Scirpatempo, de 32 años, cuando fue reprimido por efectivos de la Guardia Nacional en el estado Lara.

Lea también – Gruseny Canelón lo mataron a quemarropa: “Tenía un hueco grandísimo”

Sin embargo, Tony, como era conocido por sus familiares y amigos, no fue llevado a ese centro asistencial, sino Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto.

Según reseñó Runrunes, el joven fue trasladado en un camión de orden público de la Guardia Nacional y un primer teniente lo ingresó al centro asistencial.

Por su parte, un primo de Canelón contó que su familiar se encontraba en el lugar sentado con una amiga y “cuando se levantó” para estirar las piernas, llegó “la Guardia Nacional, todo el mundo se resguarda y se dan cuenta no estaba el catire, el alto“.

Asimismo, reveló que salieron a buscarlo y no lo encontraron. Fue en horas de la madruga que se dieron cuenta que Tony se encontraba crítico en el hospital.

“Tony fue llevado y apresado por la Guardia Nacional, confirmado con pruebas. Después de eso le dispararon con una FAL, una ametralladora a quemarropa, le destruyeron prácticamente sus órganos. Posterior a eso fue golpeado y le quebraron la frente, el tabique, los dientes, fue amarrado y torturado. Después de dos horas de eso que se desangró, fue llevado al hospital”, describió

El familiar de Gruseny aseguró que “no fue un colectivo ni la delincuencia quien le arrebató la vida a mi primo” y precisó que llegó consciente al centro de salud, pues habló con su hermana Ana.

Comentarios

comentarios