article-thumb
   

“Cada día que pasa es una vida menos”: AN pidió ayuda al Papa por crisis humanitaria

Luis De Jesús

Caracas, 31 de agosto.- La Asamblea Nacional envió una misiva al papa Francisco para reiterarle la “crisis humanitaria son precedentes y de grandes dimensiones” por la que atraviesa Venezuela. Asimismo, destacó la indiferencia por parte del Gobierno nacional ante la situación.

Lea también: “Cada vida cuenta”: Así fue la marcha caraqueña en homenaje a los caídos (+Fotos)

“Cada semana cuatro niños mueren por desnutrición, el índice de escasez de medicinas supera noventa por ciento (90%) y millones de venezolanos cruzan nuestras fronteras huyendo de la tragedia”, expresa el texto. El Parlamento venezolano mencionó el caso de instituciones internacionales que han tenido la intención de contribuir con insumos, alimentos y medicinas, sin embargo quienes se encuentran actualmente en el poder se niegan a recibirlo.

“Cada día que pasa es una vida menos; no podemos esperar”, se lee en la carta. Desde la AN le pidieron a Su Santidad que incluya en sus oraciones  a todas las familias que han sido víctimas de la violencia o sufren los embates de la crisis.

Caracas, 28 de septiembre de 2017
Nro. 0325

Su Santidad
Papa Francisco
Palacio Apostólico
Ciudad del Vaticano

Santísimo Padre:

Reciba un cordial saludo de parte de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional que actualmente presido en la oportunidad de expresarle que la grave crisis económica y social que atraviesa Venezuela nos obliga a dirigirnos a Usted con el propósito de nuestra voz en nombre de aquellos que sufren hambre y miseria. Nuestro país vive una crisis humanitaria sin precedentes y de grandes dimensiones. Asociaciones no gubernamentales se han encargado de evaluar su profundidad y estudios recientes revelan una dolorosa situación que clama la conciencia del mundo entero: cada semana cuatro niños mueren por desnutrición, el índice de escasez de medicinas supera noventa por ciento (90%) y millones de venezolanos cruzan nuestras fronteras huyendo de la tragedia.

Esta penosa situación es producto de un sistema que concibe el poder como fuerza para la dominación de la persona humana y se muestra indolente frente a los efectos de la crisis humanitaria. En los últimos meses instituciones internacionales, entre ellas Caritas Chile, han intentado hacemos llegar insumos, alimentos y medicinas para aliviar el sufrimiento. Sin embargo, quienes ostentan el poder se niegan a recibir estos gestos de solidaridad a expensas de la vida de los más débiles.

Somos víctimas de la peor de las injusticias sociales. Se trata de una desigualdad cruel: quienes tienen posibilidades económicas sobreviven y quienes no, se despiden. Duele encontrar en las calles de Venezuela a familias enteras que comen de la basura, a niños que mueren por falta de medicinas y a jóvenes que emigran en búsqueda de un mejor futuro en el extranjero.

Al hambre y la enfermedad se suma una profunda crisis institucional marcada por la persecución política. Quienes generaron las condiciones de hambre y cierran las puertas a la ayuda humanitaria, se empeñan en permanecer en el poder a toda costa. Desconocen al país que clama justicia y desoyen los numerosos llamados a la rectificación. La tozudez los ha llevado a desconocer sistemáticamente a la Asamblea Nacional y a proponerse Su desaparición fáctica. Esta actitud antidemocrática profundiza la crisis y evidencia un talante autocrático incompatible con la prosperidad y la libertad.

La realidad nos obliga a dirigirnos a Usted con el propósito de animarlo a hacer (i) un llamado urgente a la apertura inmediata del canal humanitario, (ii) al cese de la persecución política y (iii) al respeto de los Derechos Humanos. Cada día que pasa es una vida menos; no podemos esperar. Asimismo, le pedimos que incluya en Sus oraciones a todas las familias que han sido víctimas de la violencia o sufren los embates de la crisis. También, de manera especial, a quienes tienen en sus manos el poder de aliviarla. Que nuestro Señor mueva sus conciencias y nos permita establecer caminos de encuentro honesto y verdadero que alivien el dolor de nuestro pueblo.

Agradeciendo de antemano Su valiosa colaboración.

Atentamente,

En nombre de toda la Junta Directiva y Jefe de la Fracción de la Asamblea Nacional
Julio Andrés Borges Junyent
Presidente

Comentarios

comentarios