article-thumb
   

Caída de producción por incertidumbre en Venezuela impulsa petróleo hasta los $50

Christhian Colina

Efe.- La interrupción puntual en la producción de crudo provocada por los grandes incendios en Canadá y los ataques a instalaciones petrolíferas en Nigeria ha apuntalado el paulatino aumento de los precios de las últimas semanas y ha permitido superar este jueves la barrera psicológica de los 50 dólares.

El crudo Brent, de referencia en Europa, rebasó esa frontera por primera vez desde noviembre al cotizar a 50,25 dólares en el mercado de futuros de Londres a las 7:59 de la mañana (hora local), 0,86% más que al cierre de la jornada anterior. El barril de petróleo del mar del Norte mantenía su tendencia al alza a media mañana, al negociarse a 50,13 dólares.

Una caída mayor de lo esperado de las reservas de Estados Unidos, que bajaron la semana pasada en 4,2 millones de barriles, ha dado el impulso definitivo a los precios. La producción global ha caído en torno a 4 millones de barriles diarios como consecuencia del fuego en la región canadiense de Alberta y los sabotajes en Nigeria, además de la inestabilidad en Libia y los cortes en Venezuela.

Esa rebaja desahoga momentáneamente el exceso de oferta que ha asfixiado al mercado desde hace más de año y medio, y contribuye a un reequilibrio que tanto la Agencia Internacional de la Energía (AIE) como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ya vislumbran a medio plazo. El largo periodo con el barril de petróleo en niveles mínimos ha pasado factura a la industria, que se ha visto obligada a paralizar inversiones y recortar miles de puestos de trabajo.

Ese era precisamente el objetivo no declarado de Arabia Saudí y sus socios de la OPEP cuando comenzaron una guerra de precios destinada a proteger su cuota de mercado frente a otros productores, en particular la nueva industria del esquisto. “Ya estamos viendo los efectos de la falta de inversiones en la producción global. En países como Brasil y China las extracciones están decayendo. En muchas regiones de Estados Unidos, la producción subyacente está cayendo o bien su crecimiento se está ralentizando”, señaló a Efe Richard Mallinson, analista de la firma Energy Aspects.

Comentarios

comentarios