article-thumb
   

Canciller argentina ve apresurado discutir aplicación de Carta Democrática a Venezuela

Christhian Colina

Efe.- La canciller argentina, Susana Malcorra, consideró que la discusión sobre aplicar la Carta Democrática a Venezuela es “apresurada” y pide que los organismos regionales se alíen para mediar y “aliviar las tensiones” que vive el país caribeño. Esta fue la postura que defendió la canciller en una inusual comparecencia ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), formado por los embajadores de los 34 países miembros.

El Consejo extraordinario de este jueves se convocó a petición de la misión de Venezuela para “presentar la verdad” de la situación del país y “alertar” al resto de Estados miembros “de las amenazas” de la Secretaría General para aplicar la Carta Democrática a Venezuela, según explicó la canciller Delcy Rodríguez.

Lea también – Delcy en la OEA: Venezuela importa tantos alimentos que podría abastecer a tres naciones

El titular de la OEA, Luis Almagro, escuchó esta y otras duras críticas sin replicar, sentado al lado de Rodríguez, porque aún está en la fase de estudiar los informes de la Mesa de la Unidad Democrática y el discurso de la propia canciller para decidir si aplica o no la Carta Democrática a Venezuela.

Lea también – “Visas se pidieron tarde”: Embajador gringo reitera en la OEA preocupación por Venezuela

En este contexto, la canciller argentina se ofreció “humildemente” y “sin propuestas milagrosas” a trabajar porque la OEA y otras alianzas regionales, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), medien para “aliviar las tensiones que, objetivamente, vive Venezuela” y buscar “una salida a la difícil situación del pueblo venezolano”.

Al ser consultada por la posibilidad de aplicar la Carta Democrática a Venezuela, Malcorra se distanció de esa propuesta y criticó sin ambages que se haya puesto sobre la mesa. “Me parece que la discusión de la Carta Democrática es apresurada porque es importante antes de esa convocatoria elaborar una oportunidad de mediación y diálogo, que para nosotros es el fundamento del rol de estas instituciones”, consideró en declaraciones a los periodistas tras el Consejo.

“Nos parece que en lugar de estar tan enfocados sobre una herramienta, el uso de la Carta Democrática, que nos quita amplitud de espectro, tenemos que ampliar nuestras opciones y ver si eso destraba esa cerrazón que hace que nada se mueva”, agregó. La canciller sostuvo además que se le “quita valor a posibilidades” como la Carta Democrática cuando se usan “en el momento inadecuado en lugar de hacer el esfuerzo de trabajar”.

Comentarios

comentarios