article-thumb
   

Canciller de Uruguay: “Hasta que no haya ruptura en Venezuela no debemos prejuzgar”

Christhian Colina

Efe.- El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, afirmó este lunes que “lo jurídico es entregar la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela” y no que se quede con ella, en respuesta a la “preocupación” expresada por Paraguay sobre que el país caribeño asuma el mandato para el segundo semestre del año.

Lea también – Presidente de Costa Rica: “Crisis de democracia venezolana se resuelven con más democracia”

“El cronograma establece que cada seis meses se cambia la presidencia (del Mercosur) y Uruguay no va a dar un solo paso para quedársela porque lo que corresponde es que lo jurídico se imponga a lo político; lo político sería no dársela a Venezuela“, manifestó Nin Novoa en el programa de radio local “En Perspectiva”.

No obstante, el canciller defendió la posibilidad de hacer una reforma para que las presidencias pro tempore del bloque suramericano, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, quienes asumen el mando de manera semestral por orden alfabético, tengan un año de duración. “Creo que es una reforma que hay que hacer. Las presidencias han de ser de un año porque en seis meses es muy difícil concretar algo“, esgrimió.

La semana pasada, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, mostró el desacuerdo de su país a que Venezuela recoja la presidencia temporal del Mercosur porque, dijo, el país que asuma el mando “tiene que tener credenciales democráticas, de respeto a los derechos humanos, y mucha estabilidad económica”. Además, Paraguay convocó con “carácter de urgencia” una reunión de cancilleres del Mercosur para tratar la crisis en Venezuela en el marco del protocolo de Ushuaia, que permite la expulsión del bloque de un miembro en el que se quiebre el orden democrático.

A este respecto, Nin Novoa calificó la democracia venezolana como de “autoritaria” pero observó que “no hay ruptura institucional”. “Hay una alteración (democrática), sin lugar a dudas, pero hasta que no haya una ruptura institucional creemos que no debemos prejuzgar”, continuó el canciller uruguayo.

Otro de los asuntos que Paraguay cuestionó fue que Uruguay y Argentina anunciaran que el traspaso de la presidencia pro tempore se hará en una cumbre de cancilleres y no de jefes de Estado, como es habitual, sin consensuarlo con los demás países del bloque. “Ya está definido. No hay ninguna norma que diga que tiene que suceder (el traspaso) en una cumbre de presidentes. Lo que dice el protocolo es que una vez por año los presidentes han de reunirse”, comentó Nin Novoa.

Comentarios

comentarios