article-thumb
   

Capriles: “Lo que se espera en materia económica para mayo y junio es mucho más complicado”

Christhian Colina

El Cooperante.- El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, aseguró este martes que según información que viene directamente del Banco Central de Venezuela y que no ha publicado el Gobierno, la inflación correspondiente al mes de marzo superó 20%, cifra que a su juicio es sinónimo de la grave crisis económica que se evidencia en las calles.

“Venezuela está encaminada a llegar entre 500 % y 600% de inflación. Si estos meses de enero, febrero y marzo, pensábamos que habían sido complicados, lo que se espera en materia económica para abril, mayo y junio es mucho más complicado. Estamos frente a una crisis económica y social que está agravando la crisis política. Sabemos que la situación es compleja, pero la respuesta no puede ser un estallido social, por eso tenemos que ir a consulta electoral para que el cambio sea pacífico, democrático, constitucional y sobre todo electoral”, dijo.

El mandatario regional, reafirmó que de acuerdo al artículo 72 de la Constitución, cuando se cumple la mitad del periodo de mandato, los venezolanos tienen el derecho de realizar una evaluación y activar el revocatorio.

“Hoy (martes) se entregó una nueva solicitud, que es la cuarta ya, ante el Consejo Nacional Electoral para que diga de una vez por todas cuál será la planilla para recoger las firmas. El CNE tiene la obligación de tramitar nuestra solicitud. En la mayoría del país hay un profundo descontento y el 20% de electores tenemos el derecho de activar el Referendo Revocatorio. Según estudios de opinión, solo en el mes de marzo el respaldo a este mecanismo subió 22%, lo que quiere decir que 70% del país respalda el revocatorio. No hay ningún otro mecanismo de cambio político establecido en la Constitución que goce de tanto apoyo del pueblo venezolano”, acotó.

Asimismo, lamentó que el Gobierno nacional siga cerrado a aceptar la ayuda internacional ante el posible envío de medicamentos. “Esa medida no tiene perdón. Cuántos pacientes están muriendo o están al borde de la muerte, porque no consiguen los medicamentos. Nunca antes habíamos vivido una situación como esta. Ellos tienen que dar respuesta a este grave problema, porque son ellos, no la empresa privada, ni ‘los pelucones’, ni el imperio, ya que todas  las importaciones pasan necesariamente por el gobierno”, agregó.

Por último, cuestionó que se entreguen bolsas de alimentos de manera condicionada. “Están entregando una planilla para censar a la gente con pregunta de contenido político, ¡so es inaceptable. No tienen por qué preguntar a las personas si está o no inscrito en el PSUV para que le puedan vender una bolsa de comida. Ustedes no tienen que llenar ninguna planilla, eso es chantaje, es y fascismo. No podemos aceptar que se politice el tema de la comida”, concluyó.

Comentarios

comentarios