article-thumb
   

¿Chupa dólares? El “matadero” de Stella de Montilla que nunca degolló ni un chivo

El Cooperante

Caracas, 11 de octubre.- Uno de los personajes usados por la gobernadora de Falcón, Stella de Montilla, y que debe darle una explicación a Falcón por presuntas irregularidades administrativas era el entonces coronel del Ejército, José Orlando Contreras Gil, (promoción 1987), quien luego fue ascendido y ocupó cargo en la REDI en el estado Guárico. Este oficial presidió la Corporación para el Desarrollo Socialista del estado Falcón (Corpofalcón), que agrupaba a todos los órganos crediticios del estado.

Lea también: Acueducto Bolivariano, la gran estafa del chavismo a sedientos habitantes de Falcón

Señala la periodista Sebastiana Barráez en El Estímulo que desde ahí la gobernadora emprendió numerosos programas, a los cuales se le asignaron recursos millonarios; se les invirtió mucha publicidad con el rostro burlón de la mandataria regional y dejó en su camino muchas obras sin concluir: panadería socialista, matadero industrial, fábricas de leche, fábricas de sábila, fábrica de jugos.

Uno de los casos más vulgares es el del “Matadero Industrial Bovino y Caprino” en el municipio Colina. Se hizo un convenio, en euros, con Portugal para el matadero, en la carretera que lleva de Coro a la Sierra. A nombre de ese matadero, un grupo de cinco diputados del Consejo Legislativo (CLEF) le aprobaron millones y millones de bolívares y aún siguieron aprobándole más dinero aun cuando ya estaba demostrado el fracaso de la obra y la corrupción que rondaba a su alrededor.

Con una serie de argucias, ejecutadas durante años en la Gobernación, Stella de Montilla emite decretos creando empresas y fundaciones que luego elimina por la misma vía. Es así como en marzo 2013 con el decreto 205, Montilla transfiere a la Secretaría de Desarrollo Agrícola del Ejecutivo del estado Falcón la competencia de “culminación, consolidación y puesta en marcha” de una serie de proyectos, entre esos el Matadero, asignados a Corpofalcón para su ejecución.

Pero un año más tarde, en junio 2014, por oficio Nro. 00-0471-14 se pide una modificación presupuestaria por Bs. 35 millones, para la culminación del matadero, obra: PI-2014-01-E-10-135-1032. La excusa es “en vista de la situación planteada en el país, sometido a una guerra económica, inducida e impuesta por la burguesía…”. Lo extraño es que si en el 2013 el Matadero pasó de Corpofalcón a la Secretaría de Desarrollo Agrícola, ¿por qué en junio 2014 se solicita modificar el presupuesto, por 35 millones, para que Corpofalcón lo culmine?

Le puede interesar: No solo es “Coko” Sosa: Los artistas que en “revolución” no se pelaron un contrato

El 14 de mayo 2014, el entonces vicepresidente y hoy canciller, Jorge Arreaza, aprobó la solicitud de la gobernadora Stella de Montilla, para tramitar la adquisición de 4 millones 209 mil 560 euros ante el BCV, con el fin de culminar el Matadero. A nombre de esa obra hicieron cosas insólitas como reconstrucción de una obra que no estaba aún construida. Hasta dinero para la rielería del matadero se solicitó en septiembre 2010. Y más dinero para rielería el 8 de abril 2011. El 1° de abril 2011 se solicita más dinero “para la terminación de la construcción del matadero”.

El poder del montillismo era tal que nadie abrió una averiguación sobre ninguna de la gran cantidad de obras inconclusas. La Contraloría General de la República tuvo mucho cuidado de no escarbar ni un poquitico, por razones desconocidas. A eso hay que sumarle que el esposo de la gobernadora era el vicepresidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional.

Comentarios

comentarios