article-thumb
   

CIDH: “Poder punitivo del Estado no puede usarse para limitar derechos fundamentales”

Daniel Santos

Daniel Santos.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión condenaron las amenazas, detenciones, allanamientos y aperturas de procesos penales contra representantes de partidos políticos opositores, manifestantes políticos y periodistas.

Asimismo, expresan su preocupación por los despidos masivos de funcionarios públicos y las decisiones impulsadas por el Tribunal Supremo de Justicia, ya que considera que “la declaración de  nulidad de todas las decisiones que adopte la Asamblea Nacional, poder del Estado electo por voto popular, podría constituir una restricción indebida al ejercicio de los derechos políticos consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y producir una seria afectación al funcionamiento del sistema democrático”.

Los organismos regionales destacan que “las detenciones realizadas en represalia a expresiones de protesta hayan sido precedidas por declaraciones estigmatizantes por parte de altos funcionarios públicos y que puedan estar basadas en acusaciones falsas o denuncias infundadas. El poder punitivo del Estado no puede ser utilizado como pretexto para limitar derechos fundamentales. Particularmente, el Estado tiene el deber especial de garantizar que los periodistas y comunicadores que se encuentran realizando su labor informativa no sean detenidos, amenazados, agredidos, o limitados en cualquier forma en sus derechos por el simple hecho de estar ejerciendo su profesión”.

“Es obligación del Estado respetar y garantizar el derecho de todos los ciudadanos de participar en la vida política de su país, de reunirse en manifestaciones públicas, y de criticar o de oponerse al gobierno, propiciando el fortalecimiento de la democracia y el pluralismo político” apuntó el organismo.

Comentarios

comentarios