article-thumb
   

¡Comer es un lujo! Venezolanos necesitan tres días de sueldo para desayunar en la calle

Christhian Colina

El Cooperante.- Recorrer luncherías, panaderías y areperas del Área Metropolitana de Caracas permite decir a los habitantes de la capital de la República que un desayuno sencillo –pastelito, café y jugo- sobrepasa los 1.500 bolívares, lo que representa un 10% del salario mínimo del venezolano, que en mayo pasado se ubicó en 15.051,15 bolívares, equivalente a 501,71 bolívares por jornada diurna. Es decir, que se requieren al menos tres días de sueldo para desayunar en la calle, si se trata de una sola persona.

De acuerdo a nutricionistas, el desayuno es la comida más importante del día, con el cual la persona obtiene energías y vitaminas, es por lo tanto, una necesidad básica; sin embargo, en la actualidad desayunar puede llegar a considerarse un lujo por el gasto que representaría para la persona. En este sentido, si una persona promedio decide desayunar todos los días en la calle podría gastar 7.500 bolívares semanales, cifra que rebasa la suma del salario base.

A la hora de comer en la calle hay variedad para los distintos gustos y bolsillos. Si una persona desea desayunar un pastelito o cachito en el oeste de la capital deberá cancelar entre 400 a 450 bolívares en una panadería. Cuando a esto se suma la bebida el costo de la comida puede llegar a un promedio de 850 bolívares. Cuando el gusto es por una arepa el costo es mayor, pues oscila entre los 1.400, 1.600, 1.800 y 2.200 bolívares dependiendo del contorno. Al incorporar la bebida la cuenta se abulta en 200, 400 o 700 bolívares más, dependiendo de si se pide jugo pasteurizado, batido o café. Por ejemplo, desayunar una arepa de carne mechada y medio litro de jugo puede tener un costo de 2.300 bolívares en el centro de la ciudad. Por otra parte, en Chacao podría llegar a 2.700 bolívares. Si en cambio, prefiere una empanada, los costos oscilan entre 300, 350, 400 y 450 bolívares, dependiendo del relleno, el tipo de comercio, y la zona en la que esté ubicado.

También existen opciones más completas; hay establecimientos en la avenida Urdaneta que ofrecen desayuno americano, continental o criollo, en el caso de este último puede llegar hasta los 5.600 bolívares. Mientras que los sandwiches en promedio tiene un valor de 1.200 y 1.500 bolívares, al variar sus ingredientes. En cuanto a las opciones más económicas están los puestos de ventas improvisados y quioscos informales en el centro de Caracas que brindan pastelitos a 250 bolívares, arepas a 700 y café a 50 bolívares.

El aumento del precio del pollo, la carne, el pescado y el queso, sumado a  las dificultades para adquirir los insumos y elaborar los menús, han hecho que los encargados de los establecimientos donde se ofrecen desayunos incrementen sus precios semanalmente. Este aumento abrupto ocasiona baja en las ventas y menor afluencia de clientes. José Fernández, encargado de la lunchería Flor de Chacao, manifestó que el aumento que hacen es poco para el que realmente se debería hacer. “No podemos aumentar más porque hemos perdido clientes. Ya la gente no desayuna en la calle como lo hacía antes”, indicó a El Universal.

Comentarios

comentarios