article-thumb
   

¡Con las tablas en la cabeza! Maduro le pega cuatro gritos a liceísta oficialista por no sembrar

Eileen Garcia

El Cooperante.- Carlos Quintero, representante de los estudiantes de bachillerato que apoyan al Gobierno nacional, salió con las tablas en la cabeza luego de que el presidente Nicolás Maduro lo regañara este miércoles, en plena Cadena Nacional, por no promover a un 100% la producción de semilla y huertos en los liceos y unidades educativas en todo el país.

Durante un acto con la juventud chavista desde el Palacio de Miraflores, el Presidente le preguntó a Quintero por las siembras en todas las escuelas del país, a lo que el estudiante respondió que estaba “a media máquina por factores externos que interfieren con la producción, y se las llevan al robar algunas unidades educativas”.

“¿Por qué está a media máquina? Es una prioridad que yo he establecido como Presidente de la República”, le dijo Maduro subiendo el tono, como si el jovencito fuese responsable de los huertos escolares, aunque luego increpó al ministro de Agricultura, a los consejos comunales y a la Policía Nacional.

Maduro enseña a boxear en cadena nacional

Por otro lado, el Presidente dejó ver su falta de interés en conocer los encargados las principales instituciones del país, al preguntar qué está haciendo Antonio “Potro” Álvarez en la actualidad, a pesar de que el expelotero, excandidato político y cantante, ostenta el puesto de presidente del Poliedro de Caracas, desde el pasado 26 de marzo.

Leer también – ¡Perdiendo también se gana! Desingan al “Potro” Álvarez presidente del Poliedro de Caracas

Como gozaba Rodbexa… Pero, el show continúa, ya que Maduro, en plena cadena nacional de radio y televisión, enseña a boxear a todos los jóvenes presentes en el lugar, como si Venezuela no tuviera suficientes problemas que resolver. Para demostrar sus “trucos” y supuesta destreza en ring, Maduro utilizó al “Potro” Álvarez como saco.

Previamente, el Ejecutivo ordenó a Álvarez ponerse las pilas con las responsabilidades que estaba asignado a la juventud que lo escuchaba a las afueras del Palacio de Miraflores.

Comentarios

comentarios