article-thumb

Quedan tres: Congreso de Brasil rechaza cinco peticiones de juicio político contra Rousseff

By Christhian Colina

EFE.- El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, rechazó este martes cinco peticiones para que el Congreso emprenda un juicio político contra la presidenta del país, Dilma Rousseff, informaron fuentes legislativas. Cunha alegó que las solicitudes no cumplen las exigencias técnicas necesarias para que pueda abrirse un proceso político contra la mandataria, informó la Presidencia de la Cámara Baja.

El presidente de la Cámara ya había archivado otras seis peticiones de juicio contra la jefa de Estado por los mismos motivos y aún tiene que analizar otras tres solicitudes, entre ellas una presentada por un grupo de conocidos juristas incluido Helio Bicudo, uno de los fundadores del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

La mandataria afronta una delicada crisis política y una ofensiva de la oposición, que ha presentado varias peticiones para que el Congreso instaure un juicio con miras a su destitución. La decisión sobre un proceso de esa naturaleza corresponde constitucionalmente al presidente de la Cámara de Diputados, quien hasta ahora ha recibido 14 solicitudes en ese sentido y ha rechazado once porque, alegó, carecían de “fundamentos jurídicos”.

Pese a las numerosas peticiones ya archivadas por Cunha, la oposición confía en que el presidente de la Cámara acepte la solicitada por Bicudo debido a que cuenta con vasta argumentación jurídica y se refiere a las maniobras contables ilegales que el Gobierno presuntamente realizó para maquillar sus resultados fiscales de 2014.

Esa solicitud, según la Presidencia de la Cámara, continúa sobre la mesa de Cunha y tal vez sea analizada la próxima semana, ya que el presidente aceptó esperar a que la oposición incluya un anexo con presuntas irregularidades fiscales ocurridas en 2015.

Según una medida cautelar dictada por el magistrado Teori Zavascki, uno de los once miembros del Tribunal Supremo, la decisión sobre un juicio de esa naturaleza le cabe únicamente al presidente de la Cámara Baja.

Paralelamente, un grupo de diputados presentó una moción ante el Consejo de Ética del Congreso con el objetivo de despojar de su escaño a Cunha por las sospechas de corrupción que pesan sobre él. La petición fue firmada por 49 diputados, 34 de ellos del PT, y acusan a Cunha de violar el decoro parlamentario por las sospechas de que se benefició de la red de corrupción destapada en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

Comentarios

comentarios