article-thumb
   

¡Consecuencias de la crisis! 86% de escolares pide comer en la escuela durante vacaciones

Christhian Colina

El Cooperante.- El secretario de Educación de la Gobernación del estado Miranda, Juan Maragall, reveló que su despacho realizó un estudio entre el 13 y 15 de junio, en 19 de los 21 municipios de la región, un estudio en torno a la crisis de alimentación que afecta a escolares y docentes de esa entidad. De una muestra preliminar de 2.581 estudiantes de sexto grado, encuestados en 173 escuelas, 69% ha tenido que reducir el número de comidas en sus hogares y 50% se ha acostado con hambre.

Lea también – ¿Y el Gobierno? Denuncian que 72,22% de casas hogares han disminuido suministro de comida

En el estudio concluyeron que 86% de los pequeños en edad escolar teme quedarse sin comida en casa. Mientras que a igual cantidad le gustaría tener acceso a desayunos durante las vacaciones. Además, 55% admitió haber faltado al colegio para acompañar a sus padres a comprar alimentos. La situación es aún más precaria para 30% de los alumnos, quienes solo comen dos o una vez al día, e indicó que el objetivo es conocer las condiciones de nutrición que  inciden sobre las actividades escolares.

De acuerdo con el informe, 13% de los niños no asiste a clases si no hay comida en la institución. A grandes rasgos, 21% de la población estudiantil depende de la alimentación que le proveen los planteles adscritos a la gobernación. Para ello el ejecutivo regional dispone del Programa de Alimentación Escolar en alrededor de 400 centros, cuyo alcance es de 102 mil alumnos.

En una situación distinta un niño nunca habría querido ir a la escuela a comer en vacaciones. Estamos buscando recursos para comprar más comida y ofrecérsela”, dijo Maragall, quien reportó un déficit de 800 millones bolívares para el segundo semestre del año en el Programa de Alimentación Escolar. Sostiene que es el único estado que mantiene el programa activo.

En torno a los efectos de la escasez, 66,9%, de los 148 educadores abordados, ha observado malestar en los alumnos por la poca ingesta de alimentos. Y 73,6% reportó la ausencia de estudiantes en la última semana por no tener qué comer. Se trata de una situación que incluso compromete la asistencia de los educadores, pues 58,1% ha faltado alguna vez al trabajo para hacer colas y 42,6% solo come dos veces al día, reseñó El Universal.

Comentarios

comentarios