article-thumb
   

#Crónica: Los adecos celebraron aniversario entre tambores y vivas a su líder (+Fotos)

El Cooperante

Caracas, 13 de septiembre.- La tarde lluviosa del miércoles 13 de septiembre era de festejo en la Casa del Pueblo de un partido que se ha mantenido a través de los años. La historia de Acción Democrática no es como cualquier otra, está forjada por años de lucha de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi.

Lea también: 7 imperdibles datos para recordar el cumpleaños 76 de Acción Democrática (+Fotos)

Las camisas blancas atiborraron aquella velada, entre los líderes principales del partido y aquellos que afirmaron que por sus venas corre sangre adeca, y es que la ocasión daba para ello, celebraban su 76 aniversario.

El ritmo envalentonado del tambor les dio la bienvenida a los asistentes al encuentro, que se esbozaba entre los 12 candidatos del partido para las elecciones de gobernadores, y también, la diputada Delsa Solórzano (UNT/Miranda), Enrique Márquez (UNT/Zulia), Ismael García, Alejandro Feo La Cruz (candidato de la Unidad a la Gobernación de Carabobo), José Luis Cartaya, el concejal de Baruta, Luis Somaza, el diputado Richard Blanco (ABP/Caracas), entre otras personalidades.

Un podio con el emblema distintivo del partido se encontraba en el patio principal de la Casa del Pueblo, bajo una inmensa pancarta con las frases: “Venezuela se Levanta”, “Si hay Futuro”, enmarcando las metas ante un país en decadencia.

Discursos que marcan una década

El espíritu fundador del “partido blanco” se vislumbra en cada miembro de su militancia. La mayoría rememora lo que ha logrado AD a través de los tiempos y otros afirman que todavía les queda por hacer. Pedro Loreto, candidato a la Gobernación del estado Guárico, no dejó de afirmar a viva voz que “a pesar de que la democracia venezolana ha llevado su tropiezo, asediada por un régimen, sin embargo, ante las calamidades, aquí está el firme sentimiento de un pueblo”, generando en los presentes aplausos exaltados.

Y es que aquella casa blanca, situada entre quintas y negocios, en un espacio de El Paraíso, fue escenario para congregar y exaltar las huellas del “partido blanco” y las exigencias trazadas.

La llegada de un líder

En la celebración de los 76 años de existencia del partido no podía faltar su líder. Alrededor de las 12:30 del mediodía Henry Ramos Allup, su esposa Diana D’Agostino y sus hijos, acudieron al encuentro en medio de aplausos desaforados, elogios, cantos y gritos de lucha.

Ramos Allup y su esposa vestían una camisa blanca, donde se vislumbraba, del lado derecho de sus hombros, una franja con el tricolor nacional y del lado izquierdo, en el pecho, el logo del partido, y en sus espaldas se mostraba la frase: “Venezuela se levanta”.

Ambos subieron al podio, saludaron a los presentes y el líder de AD inició su discurso. “Los 76 años del partido se conmemoran en circunstancias muy difíciles y especiales por la situación que atraviesa el país. Sabemos las trágicas condiciones y precisamente cuando cometimos el propósito de cambiar las cosas siempre les dijimos a nuestros compañeros que debíamos empezar de abajo. Tenemos que hacer las cosas de modo distinto y eso significa hacerlas bien”, fueron las palabras de Ramos Allup en aquella celebración.

El aniversario de AD estuvo enmarcado en una fiesta por una trayectoria, en la rememoración por las décadas pasadas y las que vienen y en unas metas con propósitos: “Que los que están afuera, regresen, cambiar al país, devolver la democracia y a pesar de que llueva o relampaguee mantener la unidad”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios

comentarios