article-thumb
   

“Debatir si fue una bomba o un mortero es inútil porque ya moriste”

Antonio Ledezma

Caracas, 8 de junio.- Abrieron tu pecho Neomar / Para sembrar la bandera / Que llevaras izada con la vida de tus ideales.

Caiste en ese asfalto / Por el que corrrias / buscando la libetad / insubordinado ante la opresión.

En tu edad primaveral / Vistes tu cielo azul por última vez / Y te llevas para la eternidad / El honor de morir por tu patria.

Debatir si fue una bomba o más bien / Un mortero es inútil / Porque al fin y al cabo moriste / Cuando deberías estar dándole / Tu fuerza e impetuosa imaginación / Al país maravilloso que en tu nombre / Forjaremos y que no podrás conocer.

Te mató la violencia de la intolerancia / Te asesinó la impunidad de la tiranía / Te dejo tendido en la calle la muerte / Que echan encima de los jóvenes / Los cocheros fúnebres que solo saben matar / Asesinar, linchar, electrocutar, desnucar / Destripar  y partir pechos / para arrebatarle el corazón a un hijo ilusionado.

Ese surco en tu pectoral / Rociado de sangre será la savia / Que nutrirá de valor a los que / Te seguirán como paradigma / Tu inmolación será el crucifijo / Que distinguirá la próxima marcha / Y el nuevo plantón y la vigilia que viene.

Y en esa avenida estará tu sepulcro / Y te rendiremos ceremonias / Sencillas como era tu entrega / Por una causa que se llama Venezuela.

Cada pensamiento por ti será un geranio / Y las oraciones serán gardenias, rosas blancas y Flores de Galipan / Y te vengaremos / Dándole vida al prójimo / Aprendiendo a olvidar los horrores / Que no deben repetirse jamás / para que descanses en paz / regodeándote de ver desde allá la Venezuela hermanada por la ofrendaste ese largo camino desde la Francisco de Miranda al Amazonas.

Antonio Ledezma

Comentarios

comentarios