article-thumb
   

“Decía que iba a matar a Maduro”: Empleada relata cómo fue el ataque armado del BCV

Eileen Garcia

El Cooperante.- Aproximadamente a las 3:00 de la tarde de este lunes, un hombre de aspecto descuidado y mirada perdida entró al Banco Central de Venezuela (BCV)  disparando al aire, quien, según el relato de una trabajadora, quería matar al presidente Nicolás Maduro.

Lea también – Situación de rehenes deja un muerto y dos heridos dentro del BCV: Merentes estaba en el sitio

El portal web, Runrunes reseñó el relato de una mujer que quedó a merced del pistolero, cuando la empleada entraba al edificio junto a un grupo de compañeros de su oficina y, apenas había traspasado los torniquetes, el hombre que venía detrás de ella comenzó a disparar al aire. La mujer relata que algunos corrieron hacia los sótanos, otros salieron de la sede. Pero ella y otras dos personas quedaron en el lugar. “Gritaba cosas, preguntaba dónde estaba Maduro, decía que iba a matar a Maduro, que había que salir de él”, aseguró.

El hombre armado, le ordenó a ella y a sus dos compañeros que se echara al suelo. Fue allí cuando empezó la negociación con los custodios del BCV, quienes le pedían que bajara la pistola. Él, todo vestido de negro y con un bolso terciado en el cuerpo, se negaba y afirmaba que haría explotar la bomba que llevaba consigo.

Leer también – Merentes sobre ataque: “Entró disparando y gritando que dónde estaban los directores”

Durante ese período, miró varias veces al pistolero a la cara para pedirle clemencia. En él encontró una mirada “perdida”. “No parecía un experto, no como los que salen en las películas. Era un hombre que no estaba coordinado, no estaba centrado. No sé si estaba drogado”,  contó.

El atacante, tiempo después, perdió la paciencia en la negociación, traspasó los torniquetes y se puso delante del trío que estaba en el piso. Comenzó a apuntarlos mientras caminaba de espaldas y gritaba las mismas exigencias que pronunció desde que llegó. Buscaba subir a la torre. El próximo paso del hombre fue disparar varias veces hacia los vigilantes y herir a uno de ellos. Los custodios respondieron con más fuego y lo lesionaron, pero no lograron que cayera. Tuvo fuerzas para retirarse corriendo hacia las escaleras de emergencia.

“Allí falló algo porque esas escaleras debieron estar bloqueadas en el piso 2. Él no debió salir de allí, pero logró burlar la seguridad”, comentó la mujer. En el camino de las gradas, hirió a otro de los custodios y al salir a la segunda planta tomó a una muchacha como rehén para que ésta lo llevara a donde estaba el presidente del BCV, Nelson Merentes.

La mujer pudo huir del banco cuando el hombre subió. Las puertas de la entidad se bloquearon justo cuando salió. Entre los nervios por lo sucedido, la empleada escuchó varias detonaciones dentro del edificio y también los gritos del hombre armado. Llamó a los compañeros que estaban adentro para advertirles que un pistolero había subido al edificio. Poco después, el atacante murió por las balas. Quedó en el suelo de la segunda planta.

Comentarios

comentarios