article-thumb
   

Defensor del Pueblo colombiano exige en la CIDH medidas cautelares por crisis fronteriza

Christhian Colina

EFE.- El Defensor del Pueblo de Colombia, Jorge Armando Otálora, y el alcalde de la ciudad de Cúcuta, Donamaris Ramírez Paris Lobo, acudieron este miércoles a la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington para pedir medidas cautelares ante la crisis fronteriza con Venezuela.

El funcionario aseguró que su visita es para pedir al ente multilateral que exija al presidente Nicolás Maduro poner fin a “su violación sistemática de los Derechos Humanos de los colombianos que hoy continúan en Venezuela”. Entre esos derechos, mencionó “el derecho a la unidad familiar, a la locomoción, al trabajo o a la propiedad”.

La petición se fundamenta en las visitas del equipo de la Defensoría del Pueblo a la zona y en más de 1.300 quejas formales presentadas ante su oficina por colombianos “irregularmente deportados, desplazados o víctimas de trato inhumano” por parte de autoridades venezolanas.

Por su parte, el alcalde de la ciudad colombiana de Cúcuta, Donamaris Ramírez, para pedir una investigación sobre las deportaciones de colombianos en la frontera con Venezuela y 16 medidas cautelares. “De nada sirven las medidas cautelares si ellos no verifican, yo no estoy pidiendo que ellos tomen medidas cautelares porque yo lo digo; vayan, vayan y miren”, dijo.

Tengo pruebas de personas que los han deportado por ser colombianos, personas golpeadas por los guardias, mujeres que han sufrido abusos sexuales de los guardias, 1.512 niños que viven en Venezuela y no pueden pasar a sus escuelas en Colombia”, explicó el burgomaestre neogranadino.

Comentarios

comentarios