article-thumb
   

Del Pino demanda a El Nuevo País: “Detrás de ataques a Pdvsa hay intereses económicos”

Vanessa Navas

EFE.- La petrolera venezolana PDVSA se querelló hoy contra el diario El Nuevo País por su presunta responsabilidad en delitos de “difamación agravada” e “infamias” tras publicar informaciones que señalan graves problemas en los estados financieros de la principal industria del país.

“Es completamente falso lo que ellos han dicho y es completamente falso lo que este periódico ha dado a entender”, dijo a periodistas el presidente de PDVSA, Eulogio del Pino, desde el Palacio de Justicia en Caracas adonde acudió a interponer la acción penal contra el medio local.

El diario El Nuevo País publicó el pasado 7 de octubre un artículo titulado “Rosalinda no vale nada” sobre el estado financiero de PDVSA y las operaciones que ofrece la estatal petrolera a los tenedores de bonos próximos a vencerse. El periódico aseguró en esa publicación, que se sustenta en un informe de la agencia norteamericana Bloomberg, que PDVSA está intercambiado los papeles por otros que vencerán a futuro, estos últimos respaldados en su filial CITGO, que, asegura, está sobrevalorada para esta operación. Del Pino sostiene que esta información “pone en peligro una operación que ellos (el diario), con fines netamente políticos, netamente apátridas, están tratando de echar por tierra”. El también ministro de Petróleo venezolano indicó que la información utilizada para este artículo fue “tergiversada” por el medio venezolano, y además usada con “un lenguaje obsceno, un lenguaje difamador” en contra de la petrolera. La acción penal interpuesta hoy pide medidas contra “los propietarios de estos medios y los periodistas que se prestaron para usar esta información en una forma tendenciosa y falsa”, dijo. El alto funcionario aseguró irán “con todo” contra los responsables porque “es el momento de que ellos asuman su responsabilidad con su peculio personal y con su libertad si es necesario, pero tienen que asumir la responsabilidad de lo que dicen”. Explicó que desde ahora se inicia un proceso penal en el que los responsables del periódico deberán asumir su defensa y presentar la pruebas y argumentos sobre la información publicada. Una de las medidas cautelares que ha pedido PDVSA en la querella es la prohibición de que el diario continúe publicando información de PDVSA. El editor jefe de El Nuevo País, Rafael Poleo, férreo crítico del Gobierno venezolano, aseguró recientemente que la información publicada era una reproducción del informe publicado por la agencia norteamericana. El periodista venezolano, exiliado en EE.UU. desde hace varios años, aseguró también que “la operación contra El Nuevo País es uno de los últimos actos de gobierno de Nicolás Maduro”.

 

Comentarios

comentarios