article-thumb
   

Confesión de Rincón en EE.UU. desmontaría corrupción de Alejandro Istúriz en Bariven

El Cooperante

El Cooperante.- La segunda generación de los llamados “bolichicos”, cuyo principal rostro es Alejandro Istúriz, también surgió de la mano de Javier Alvarado, expresidente de Pdvsa Bariven, pero en esta oportunidad entró en escena Hugo “el Pollo” Carvajal, actual diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que para entonces se desempeñaba como jefe de la División de Inteligencia Militar (DIM), cargo del que se valía para amenazar y extorsionar a los funcionarios que pusieran trabas en el otorgamiento de contratos a sus socios Roberto Rincón y Abraham Shiera, quienes conformaban uno de los grupos empresariales del entramado de Istúriz.

Tanto Shiera como Rincón están siendo procesados en Estados Unidos por corrupción y lavado de dinero de Pdvsa y, aunque Shiera fue dejado recientemente en libertad condicional, Rincón se declaró culpable esta semana y comprometió a altos funcionarios de Pdvsa, comenzando por Rafael Ramírez, según publicó en su cuenta en Twitter el periodista Castro Ocando.

No conforme con haber asignado contratos con sobreprecio a Derwick Associates durante su gestión como presidente de la Electricidad de Caracas, Javier Alvarado siguió haciendo de las suyas desde Bariven, tras ser designado presidente de esta filial de Pdvsa por Rafael Ramírez, quien ocupaba los cargos de ministro de Petróleo y Minería y presidente de la estatal petrolera.

Lea también – ¿Maldita corrupción? Roberto Rincón se declara culpable por sobornos en contratos con Pdvsa

Como operador se buscó a Alejandro Istúriz, prometido de su sobrina Mariana Pardi, a quien no tardó en nombrar gerente de Procura de Bariven, sin tener la más mínima experiencia. Con Alejandro Istúriz inició una nueva etapa de corrupción con el otorgamiento de órdenes de compra a empresas de maletín que en tan solo 10 meses superaba los tres mil millones de dólares.

Pero Istúriz no operaba solo. Todo el entremado de corrupción se lo facilitaban Genel Severeyn, quien era gerente de Operaciones de la Electricidad de Caracas, y Luis Carlos de León, quien ocupaba el cargo de director de Finanzas de la Electricidad de Caracas. Istúriz debía reportar directamente a León. Las órdenes de compra eran otorgadas a cuatro grupos empresariales, entre los que destacaba el grupo de Roberto Rincón y Abraham Shiera.

Es aquí donde aparece Hugo Carvajal, ya que el ahora diputado por el PSUV era socio de Roberto Rincón, prueba de ello fue que el avión en el que se trasladaba Carvajal cuando fue arrestado en Aruba, era propiedad de Rincón. El método de Carvajal para facilitarle los negocios a su socio era tan sencillo como perverso. Desde su posición de poder en la DIM amenezaba con abrir expendientes y meterlo presos a los funcionarios de Bariven que pusieran trabas en el otorgamiento de los contratos a Rincón.

Comentarios

comentarios