article-thumb
   

Develan rostro del autor de la matanza en Niza: Se logró identificar por sus huellas

Eileen Garcia

Efe.- Este viernes, fue difundida la primera imagen del rostro del autor de atentado en Niza que deja hasta el momento 84 personas muertas y otras 50 heridas, la mayoría de ellas en condición crítica.

Leer también – Autor de la matanza de Niza es un tunecino de 31 años: Tenía antecedentes penales

La Policía francesa ha identificado al autor por sus huellas dactilares, que, según los medios franceses, corresponden a Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años y nacionalidad tunecina aunque con permiso de residencia en Francia.

El apartamento de este hombre, quien trabajaba como repartidor en el barrio de Niza Norte, está siendo registrado por la Policía. De acuerdo con las autoridades, Lahouaiej Bouhlel no entraba en la lista de vigilancia de los servicios de inteligencia, pero era conocido por la Policía por delitos comunes como violencia doméstica y robo.

Leer también – 84 muertos deja embestida de camión contra multitud en Niza: “Atacante fue neutralizado”

Así mismo, se conoció que el camión utilizado por Lahouaiej Bouhlel en el atentado había sido alquilado el pasado lunes, en una empresa de Saint Laurent du Var, a pocos kilómetros al oeste de Niza. Una de las cuestiones clave ahora para los investigadores es si tuvo cómplices.

Recuperan a su bebé gracias al Facebook

Una familia logró encontrar este jueves en Niza, a su bebé de ocho meses, perdido en el caos causado por el camión que arremetió contra el público que acababa de contemplar los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional de Francia.

Minutos después del ataque, una familiar de los padres del niño -que resultó indemne en la masacre – lanzó un mensaje de búsqueda de un bebé “malgache laosiano con carrito azul”, junto a una foto suya y un número de teléfono por “si alguien lo vio o recogió”.

La solidaridad fue inmediata, el mensaje fue divulgado miles de veces y una hora después de su publicación la familia anunciaba por la misma vía que el niño había sido encontrado sano y salvo. Tiava Banner, la familiar de la pareja que redactó los dos avisos rodeados de signos de interjección agradeció la ayuda brindada por Facebook y por quienes propalaron la noticia y enviaron mensajes de apoyo.

Banner precisaba en su segunda misiva no ser la madre del niño y prevenía de que la familia no daría entrevistas. Este era uno de los múltiples anuncios de búsqueda de personas divulgados en las últimas horas desde diferentes redes sociales por internautas que no logran dar con familiares y amigos, y creen que podrían haber sido víctimas del atentado.

“Corrían despavoridas y gritaban sin saber a dónde dirigirse por desconocer”

El Nuevo Herald, recopiló lo vivido por el periodista cubano, William Navarrete, quien estaba a dos cuadras del lugar del atentado. Entre líneas, el comunicador relata: “Caminé hasta la heladería de una amiga sarda, a pocas manzanas del lugar del atentado. El local se halla en el corazón del viejo Niza, la parte de la ciudad que se repleta de turistas en esta época del año y a donde se suele venir el año entero,  por la profusión de locales comerciales, bares y restaurantes que existe. Fue justo en ese sitio donde minutos después presencié la descomunal estampida”.

Miles de personas corrían alocadas por las estrechas calles de la ciudad medieval. Corrían despavoridas y gritaban sin saber a dónde dirigirse por desconocer, en el caso de muchos, la laberíntica trama de callejones de este lugar. Nadie lograba explicar coherentemente qué era lo que estaba sucediendo, y de vez en cuando se oían, entre balbuceos y gritos, las palabras ‘atentado’, ‘muertos’, ‘terrorismo’”, agregó.

Navarrete señala que nadie sabía por qué se corrían. “‘Hay un kamikaze suelto’, decían unos. ‘Son varios francotiradores escondidos’, aseguraban otros. En ese instante, acuartelados en el interior de la heladería, después de haber cerrado las puertas y apagado las luces para que no nos viera el ‘‘enemigo invisible’’ desde el exterior, esperamos a que pasara el peligro, a la vez que tratábamos de obtener alguna información fiable a través de nuestros móviles”.

El periodista termina su relato expresando su pesar por lo sucedido y aseverando que en la actualidad “en cada sitio en donde estos bárbaros han sembrado el terror (…) los actos de esta naturaleza son actos contra todos los hombres libres del planeta”.

Comentarios

comentarios