article-thumb
   

Estudiante detenido en el CNE: Los guardias me felicitaron por mi protesta pacífica

Eileen Garcia

El Cooperante.- Luego de ser arbitrariamente detenido por funcionarios de la Guardia Nacional, tras exigir desde la sede principal del Consejo Nacional Electoral (CNE) que se realice el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, Diego Hernández de 36 años de edad, indicó que puertas adentro, otros uniformados lo felicitaron por sus actos y su determinación.

Leer también – Otorgan libertad plena al único opositor que logró llegar este miércoles a la sede del CNE

“Ellos también están pasando lo mismo que nosotros“, expresó vía telefónica al equipo de Efecto Cocuyo al ser liberado. Hernández recordó que salió a las 5:00 am de su casa para ir a la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde estudia Derecho. “Cuando llegué, ya las puertas estaban cerradas porque era tarde”, contó. Esperó a la siguiente materia, a las 8:30 am, pero el profesor no fue y aprovechó para salir más temprano a la marcha de la oposición.

Junto a dos amigos de la carrera, tomó un autobús para llegar a Bello Monte. Luego de un par de minutos en el sitio, notó que cordones de efectivos de seguridad bloqueaban las vías. “La calle de la estación del metro de Bello Monte estaba cerrada. Seguimos caminando y vimos que los puentes también estaban trancados. Seguimos hasta el siguiente puente, que está antes de llegar a la UCV y nada”.

Más adelante, junto a un grupo de gente, se aventuró por un camino de árboles y de tierra que daba a la autopista Francisco Fajardo. Minutos después, más gente se iría sumando al trayecto. Los efectivos intentaron frenar la movilización y formar un piquete.

El volumen de carros ya había disminuido, pero el estudiante alcanzó a montarse en la parte trasera de una camioneta para escabullirse de los cuerpos de seguridad. Ocupados con el resto de los manifestantes, Diego, se quedó esperando al otro lado de la pared policial, para ver si otro compañero lograba correr con su misma suerte. Nadie más pudo.

En la espera de un acompañante, sacó de su morral una carpeta de aros, tomó una hoja de adentro y con resaltador amarillo escribió la frase de su detención: “Revocatorio ya“. Desde ese punto de la autopista, empezó a marchar él solo hasta el CNE. El resto de los manifestantes se quedó forcejeando con la policía. Los diputados, se retiraron del sitio. Sin camioneta ni cola, Diego llegó a la sede del Poder Electoral, tal como decía la convocatoria.

Lea también – Estudiante de la UCV fue el único opositor en llegar al CNE: “Lo agarraron a empujones”

“Queremos elecciones para que no haya derramamiento de sangre en Venezuela, estamos en un punto crítico…”, fueron las palabras del estudiante luego de colarse a través de una pequeña entrada entre las rejas en la sede del Poder Electoral.

Unas 10 horas pasó el estudiante de derecho en un sótano de la GNB en las cercanías delPalacio de Justicia. Sentado y esposado. A pesar de eso, “los mismos guardias me felicitaban (…) Me decían ‘chamo, no tengas las manos atrás que tú no eres ningún delincuente. Me felicitaron por mis actos y por mi forma de protesta pacífica”.

Comentarios

comentarios