article-thumb
   

Rousseff es la tercera presidenta de Brasil en ser sometida al escrutinio político legislativo

Christhian Colina

Efe.- La decisión de una comisión parlamentaria de proseguir el trámite para un juicio político contra Dilma Rousseff la convierte en el tercer gobernante de Brasil que llega a esa instancia, aunque con más similitudes con el caso del destituido Fernando Collor que con Getulio Vargas, que fue absuelto.

Lea también – ¡Contra la pared! Comisión parlamentaria brasileña da luz verde a juicio político contra Dilma

Mientras que Vargas consiguió frenar el proceso de destitución en el plenario de la Cámara de Diputados en 1954 gracias al respaldo popular y parlamentario con el que contaba, el juicio contra Collor, cuya popularidad estaba en el piso y enfrentaba una mayoría opositora, así como ahora Rousseff, llegó hasta el Senado.

El juicio político con fines destituyentes es un instrumento presente en las constituciones brasileñas desde 1891 y se ha convertido en amenaza para varios jefes de Estado, pero su inicio tan solo ha sido autorizado para Vargas, Collor y Rousseff. La figura, copiada de la legislación británica, nació en Inglaterra hace más de seis siglos y fue aplicada por primera vez en 1376, cuando el lord inglés William Latimer perdió la silla en el Parlamento tras ser considerado traidor por desvío de recursos.

El único brasileño que pasó por todas las instancias del juicio político hasta ahora fue el hoy senador Fernando Collor, que renunció a su mandato en 1992, un día antes de que el Senado lo destituyera por corrupción. Pese a que no llegaron a ser sometidos ni a la primera fase del proceso, que es la evaluación de la validez jurídica del caso por parte de una comisión parlamentaria, varios presidentes sufrieron intentos de “impeachment”, incluyendo el segundo desde la instauración de la República, Floriano Peixoto.

Sus opositores también intentaron abrir juicios políticos pero sin éxito contra los presidentes Campos Salles, Hermes da Fonseca, Fernando Henrique Cardoso Luiz Inácio Lula da Silva.

Comentarios

comentarios