article-thumb
   

Diputados de la MUD piden a Almagro observación internacional para revocatorio

Christhian Colina

Lysaura Fuentes.- Este jueves se llevó a cabo una reunión entre los diputados venezolanos Luis Florido (VP/Lara), Ángel Medina (PJ/Bolívar), Delsa Solórzano (UNT/Miranda), Timoteo Zambrano (UNT/Zulia), Williams Dávila (AD/Mérida), Richard Blanco (ABP/Caracas) con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro para abordar la situación de Venezuela.

Durante este encuentro en la sede de la organización en Washington, Florido dio a conocer los puntos que se trataron en la reunión. Dijo que le solicitaron a Almagro observación internacional para el referendo revocatorio, que la oposición espera que se realice este año.

Florido como vocero principal de la comitiva dijo que solicitaron también al secretario general de la OEA que actúe como mediador para superar la crisis en Venezuela.    

La oposición venezolana además busca que la OEA debata y apruebe en un Consejo Permanente-donde cada embajador de cada uno de los 34 países miembros tiene un voto-una resolución en la que se denuncie que en Venezuela hay 115 presos políticos y que apoye la convocatoria del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

El parlamentario opositor informó que en los próximos días entregarán un informe ante la Asamblea Nacional (AN) sobre los mecanismos que contempla la OEA  “para defender la democracia en Venezuela”.

Por último, agregó que el encuentro con Almagro culminó con la promesa de que la OEA abogará por la restitución de la democracia en Venezuela.

No pidieron sanción de Carta Democrática 

“No vamos a pedir la sanción de la Carta Democrática, eso no nos corresponde a nosotros, sino que eso lo deben determinar los Estados miembros. Nosotros venimos a exponer la situación y a explorar los mecanismos de la OEA”, dijo la diputada de la Asamblea Nacional (AN), Delsa Solórzano (UNT/Miranda) en una conferencia en el centro de estudios Diálogo Interamericano.

La oposición prefiere, al menos por el momento, no pedir la aplicación del artículo 20, que recoge la medida más dura de la Carta Democrática: la suspensión del Estado venezolano del organismo, algo que solo se hizo en el golpe de Estado de Honduras en 2009.

Los diputados opositores prefieren las medidas diplomáticas a la suspensión porque no quieren “aislar más” al país, como dijo este miércoles Florido, el también presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN.

La Carta Democrática es un instrumento que proclama como objetivo principal el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, al establecer que la ruptura del orden democrático o su alteración, que afecte gravemente el orden democrático en un Estado miembro, constituye “un obstáculo insuperable” para la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

Comentarios

comentarios