article-thumb
   

Álvaro Pulido y Alex Saab, los allegados de Piedad Córdoba que amasan fortunas con los CLAP

El Cooperante

Caracas, 23 de agosto.-  Álvaro Enrique Pulido Vargas y Alex Saab Morán, ambos colombianos y cercanos a Piedad Córdoba, amasaron una fortuna de cientos de millones de dólares al ser beneficiados por el Estado venezolano. 

Lea también: GGL, la empresa mexicana que según Ortega Díaz usó Maduro para guisos CLAP

Pulido Vargas y Saab Morán, son señalados de ser parte de un esquema en el que utilizaban supuestas exportaciones ficticias desde Ecuador para obtener acceso a dólares preferenciales en Venezuela. Según una investigación de Armando.Info, Saab Morán ha sido proveedor de Misión Vivienda a través del Fondo Global de Construcción. Por su parte, Pulido Vargas, sobrino de la senadora colombiana Piedad Córdoba, ha fungido como contratista del Estado.

Además, ambos allegados, figuran en los guisos de las empresas maletín de Cadivi en las que se habrían malversado 300 millones de dólares, y que vinculaban a otros empresarios venezolanos, como Salvador Lairet. La investigación, realizada por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, reveló que Saab y Pulido, tenían empresas registradas en Venezuela y Colombia, a través de las cuales se realizaban las transacciones ficticias.

No obstante, estos empresarios han tenido un pasado relacionado con el narcotráfico que han intentado ocultar. Están vinculados a compañías que resultaron favorecidas con contratos del Gobierno de Venezuela para la construcción de viviendas prefabricadas. Asimismo,

Le puede interesar: TSE Arietis, la compañía familiar de Diosdado que Ortega Díaz vinculó con guisos en Odebrecht

Los negocios de los mencionados en Estados Unidos también son investigados por la DEA por lavado de dinero. Pese a esto, Saab participó en la firma de un convenio entre Colombia y Venezuela que derivó en contrato de 685 millones de dólares para la construcción de dichas viviendas populares en la tierra de la “revolución bolivariana”. 

Ahora, son señalados de ser dueños de la empresa mexicana que comercializa las bolsas de alimentos que entrega el gobierno venezolanos a los ciudadanos del país aquejados por el desabastecimiento agudo de productos básicos. El “guiso” se basa en la compra de los alimentos  a un dólar preferencial y que son revendidos a precios elevados en Venezuela.  

“Tenemos investigación de las bolsas de alimentos que se entregan en Venezuela, una empresa registrada en México, que se presume es del presidente Nicolás Maduro, pero está a nombre de Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab”. Alex Saab utilizó el bufete de abogados salpicado por los Panama Papers, Mossack Fonseca, para crear sociedades en diferentes jurisdicciones como fundaciones y fideicomisos.

Comentarios

comentarios