article-thumb
   

Venezolanos comen lo que consiguen: “Llevo 15 días sin comer arroz porque no tengo”

Eileen Garcia

Efe.- Las dificultades para comprar y el presupuesto cada vez más escaso han obligado a los venezolanos a ajustar a diario su menú, que en muchas ocasiones no se prepara con lo que les apetece sino con lo que “se consigue” o les permite el bolsillo.

Carne de res, pollo, quesos y hasta huevos se han convertido en productos de lujo para muchas familias, que con un sueldo básico de 15.051 bolívares, suman y restan antes de adquirir alguno de estos artículos. “Yo tengo 15 días que no como arroz, porque no tengo arroz”, dijo una ama de casa en un mercado popular que se instala cada sábado en Los Palos Grandes, una exclusiva zona en el este de Caracas, y quien admitió que ha sustituido este grano tradicional en las mesas venezolanas por papas, aunque no “rinden” igual.

Esta mujer de unos 50 años y cabello rubio relató con resignación que en su casa no tiene azúcar ni leche y que espera la llegada de su mamá que está de visita en Panamá para surtir su despensa. “Ayer fui a una cola y lo único que estaban vendiendo era dos kilos de harina de trigo”, comentó tras lamentar haber perdido el día en el que, según su número final de cédula, podía ir al supermercado a comprar artículos de la canasta básica.

Mientras esperaba por un kilo de carne vacuna de 4.800 bolívares, esta mujer señaló que antes era común observar una fila larga en este mercado por la cantidad de compradores. “Ahorita la gente lo que compra es lo necesario”, complementó el carnicero mientras cortaba varios de sus pedidos, y quien calculó que las ventas de carne y pollo “han bajado casi un 40, un 50%” mientras que las de pescado mucho más. “Dos kilos de bistec es casi el sueldo mínimo”.

Comentarios

comentarios