article-thumb
   

“Echa gasolina al fuego”: El embajador norcoreano rechazó su expulsión de Perú

El Cooperante

Lima, 13 de septiembre.EFE- El embajador de Corea del Norte en Perú, Kim Hak-Chol, rechazó este martes la decisión del Gobierno peruano de expulsarlo del país y señaló que la medida “carece de razón jurídica y moral”.

Lea también: ¡Por unanimidad! ONU impone nuevas sanciones a Corea del Norte por sus pruebas nucleares

En un pronunciamiento leído ante los periodistas, Kim Hak-Chol agregó que “la medida bilateral y diplomática tomada el día de ayer (lunes) por el Gobierno peruano carece de razón jurídica y moral y no ayuda en nada para la paz y seguridad del mundo”. El diplomático declaró que esa medida “echa gasolina al fuego” y expresó su “protesta y lástima”.

El Ejecutivo peruano declaró este lunes persona non grata al embajador norcoreano y le dio un plazo de cinco días para abandonar el país. El Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski tomó la decisión por las “reiteradas y flagrantes” violaciones de Corea del Norte a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en las que se le pide que cese sus pruebas armamentísticas y nucleares.

“Ante la política hostil de amenaza y agresión del Gobierno norteamericano, nos vemos obligados a desarrollar el armamento nuclear como medio de disuación para defender la soberanía y la felicidad” de los norcoreanos, dijo el embajador. El diplomático reiteró que “el problema nuclear de la península coreana es producto de la política hostil de Estados Unidos” y señaló que su Gobierno ha rechazado las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU al considerarlas una imposición de EE.UU.

La Cancillería peruana recordó los reiterados comunicados oficiales en los que condenó la actividad nuclear y los ensayos balísticos de Corea del Norte, además de una nota verbal de marzo en la que ordenaba reducir el número de funcionarios de la embajada norcoreana en Lima de seis a tres por las mismas razones. Las pruebas balísticas y nucleares norcoreanas comenzaron en 2006 y la más reciente, realizada el pasado 3 de septiembre, implicó la detonación subterránea de una bomba nuclear, la más potente realizada hasta ahora.

Comentarios

comentarios