article-thumb
   

Alimentos han aumentado más de 6.000% en la gestión de Maduro, dicen economistas

El Cooperante

El Cooperante.- El actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha decretado más de una docena de aumento en el salario mínimo y ajuste en las distintas tablas salariales del país pero lejos de traducirse en beneficios para la población estos cada vez son más rechazados por las repercusiones que estos han traído.

Lea también: ¡Una burla! Aumento de salario aceleraría y agravaría la inflación, según Ramos Allup

La galopante e incesante inflación viene de la mano de estos decretos los cuales quedan prácticamente sin efecto alguno ya que el poder adquisitivo de los venezolanos disminuye a pesar del incremento en la percepción monetaria. Hace más de tres años, en el mes de mayo del 2013, cuando el ingreso mensual era de Bs 3 mil 634,02, dividido en Bs 2 mil 457,02 de salario mínimo más Bs 1 mil 177 en bono de alimentación, se necesitaban 1,68 salarios mínimos para cubrir los gastos de la Canasta Alimentaria Familiar (CAF).

Según reseña El Tiempo, luego de 40 meses aquellas personas que perciben sueldo mínimo han visto como la remuneración salarial ha incrementado en un impresionante 825,6%, en su contraparte, encontramos que los estudios que ha realizado el Cendas-FMV la agrupación de alimentos para una familia de 5 integrantes ha aumentado 6 mil 14%.

El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, aseguró que “la única forma de hacer valer esos aumentos es tener una economía no inflacionaria; y para ello se debe aumentar el volumen de producción, quitar el déficit fiscal, crear las condiciones dado que los niveles de producción están muy bajos”.

En referencia al reciente decreto de aumento salarial y el incremento en el pago del beneficio de alimentación para los trabajadores dijo, “este es un aumento mal conceptualizado, que está creando un impuesto prestacional al poder adquisitivo”.

Mientras tanto el economista Luis Oliveros se pronunció y afirmó que “al Gobierno le gusta la inflación porque de esa manera licua deuda interna, financia el déficit con inflación (…) Este es un Gobierno que le importa muy poco el sector privado. Le importa muy poco generar incentivos negativos en las empresas”. Finalmente se mostró preocupado ya que aseguró que exsten niveles que apuntan a una hiperinflación.

Comentarios

comentarios