article-thumb
   

“El agua es oro”: Margariteños roban los camiones cisternas para paliar la escasez

Lysaura Fuentes

Lysaura Fuentes.-La Isla de Margarita, situada en el estado Nueva Esparta, actualmente pasa las de Caín por las fallas en los servicios de agua y luz que afectan a medio millón de habitantes. Algunos han tenido que recurrir a prácticas ilegales para adquirir el preciado líquido.

El trabajador de la construcción Pedro Pirela confesó las acciones que toman al caer la noche. Relató que junto con otros vecinos emboscaron recientemente a un camión cisterna que surtía a los hoteles de los alrededores del sector Sábana de Guacuco -ubicado en el municipio Arismendi, en La Asunción-cerraron la calle y le exigieron al conductor que se detuviera para después robarse el cargamento. Pirela aseguró que no tenían más alternativa ya que la escasez de agua está afectando gravemente a la región.

El residente de Margarita informó a The Wall Street Journal que algunas personas optan por protestar y otros se roban el agua de las piscinas, los edificios públicos y ahora los camiones cisternas. “Ahora el agua es oro”, expresó Pirela, quien reconoció que no es la primera vez que emboscan un camión.

La empresa estatal Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) informó el pasado 23 de febrero que a la isla llegaría agua cada 21 días, por lo que tildaron la situación de “grave”. Además esta problemática se agravará cada día más ya que el Gobierno Nacional justifica que las fallas de la electricidad y el agua con el fenómeno climático conocido como “El Niño”  ha reducido a niveles alarmantes los embalses del país.

Comentarios

comentarios