article-thumb
   

Remedios caseros ante la escasez: Lo que la ministra de Salud quiere ocultar

El Cooperante

El Cooperante.- Anteriormente enfermarse de una simple gripe, dolores estomacales, tos, resfriado entre otros malestares tenía una pronta solución. Mientras que para aquellas enfermedades más graves, como el cáncer, podrían ser atendidas en las instituciones públicas y privadas.

Lee también: ¿Dónde están? Ministra de Salud pide hacer uso racional de medicinas

Sin embargo, los embates de la escasez también han llegado al área de la salud, donde miles de personas padecen y deben recurrir a remedios caseros algunos corren con la suerte de sanar lentamente, pero otros pierden su propia vida.

En los diversos hospitales y clínicas privadas numerosas personas han fallecido por la falta de medicinas, mientras otras han tenido que pasar por la agonía del dolor durante días, semanas y meses por la falta del fármaco. Pero para la ministra para la Salud, Luisana Melo, la situación parece ser diferente pues ha pedido a la población “ser prudentes y fomentar un uso racional de los medicamentos”.

Los médicos, enfermeras y los propios pacientes han realizado numerosas manifestaciones con un mismo clamor: “Necesitamos medicinas para ser salvados y curados. Ministra, preséntese en el lugar y traiga medicamentos”.

No obstante, los organismos internacionales han asegurado que el país presenta una profunda crisis humanitaria y han solicitado al presidente Nicolás Maduro que permita el envío de las mismas, pero el Jefe de Estado se ha negado aceptarlas.

Al tiempo que aseguró que en el país se está produciendo medicamentos, pero el ciudadano en común cuando recurre a las farmacias no los consigue.

El informe de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) y la organización de Derechos Humanos Provea en marzo de 2016 reveló “que se enfrentan a un 70 por ciento de escasez en insumos básicos y médico-quirúrgicos; un 80 por ciento de desabastecimiento de medicinas; un 50 por ciento de disminución del personal médico; un 60 por ciento de paralización de equipos de diagnóstico y tratamiento y fallas constantes de energía eléctrica y agua”.

Remedios caseros
Ante el desespero de no conseguir medicinas elaboradas por los laboratorios, el venezolano ha optado por utilizar algunas plantas que anteriormente eran usadas por las abuelas.

Entre los remedios caseros más utilizados en la actualidad están:

  • Agua de hoja de mango para bañar el cuerpo cuando está adolorido.
  • Baño de avena para calmar el escozor de la lechina o la dermatitis.
  • Piña y lechosa para recuperarse de una cirugía.
  • Manzanas verdes, plátano verde y bicarbonato para la diarrea.
  • Baño de hojas de eucalipto para descongestionar la nariz.
    Anís estrellado para la flatulencia.
  • Toronjil con cebolla y miel para la tos.
    Guayaba para la anemia.
  • Manzanilla para las inflamaciones y problemas digestivos. Lamentablemente esta alternativa es solo un paño caliente para los pacientes, pues tardan en mejorar y en algunas ocasiones no quita el dolor si es muy fuerte. Al tiempo que un uso inadecuado puede ocasionar la muerte tanto en adultos como en los menores de edad por lo cual es recomendable consultarle al médico de cabecera antes de ingerirlos.

Cruzar la frontera o traerlos de otro país

Otros venezolanos cruzan a diario la frontera hacia Colombia en busca de medicamentos y atención en salud ante el desabastecimiento que se vive en el país.

Los ciudadanos llegan al hospital del municipio colombiano de Villa del Rosario a comprar medicinas para tratar cánceres, convulsiones e infecciones, entre otras enfermedades.

La funcionaria del Hospital de Villa del Rosario, Andrea Quintero, explicó hace días a la agencia EFE que “se venden medicamentos muy básicos: analgésicos para el dolor, antihistamínicos y anticonvulsivos, pero muy poquitos. Mientras que medicamentos oncológicos, de diálisis y de VIH no los estamos manejando. Insulinas tampoco”.

Mientras, que otros optan por mandarlos a traer del exterior con algún amigo o familiar pero a un costo más elevado y en algunas ocasiones no pueden obtenerlos ya que en otros países el paciente debe estar presente para que un médico lo evalúe y asigne la medicina. Además se requiere un récipe emitido por el doctor.

Redes sociales

Numerosas personas han recurrido a las redes sociales para conseguir los fármacos, mediante el llamado truque, donaciones o comprándolos.

Artistas, políticos y ciudadanos en común han utilizado las redes sociales para pedir sus medicinas o enviar ayuda a la nación.

La situación que se vive en Venezuela por la escasez pareciera no mejorar en un futuro cercano ya que Maduro consideró que la población debería especializarse en el uso de la medicina natural, a fin de solventar sus dolencias y malestares.

Comentarios

comentarios