article-thumb
   

El Nuevo Herald: Fidel utilizó la brujería para llenar a Venezuela de espías-babalawos

Lysaura Fuentes

El Cooperante.- Muchas veces se había rumorado que el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, era aficionado a la brujería. Pero no sería hasta años después de su muerte que la investigación de David Placer, un periodista venezolano residenciado en Madrid, saliera a la luz y colocara en la palestra pública la creencia del llamado “comandante” por las fuerzas oscuras.

En el libro “Los Brujos de Chávez”, Placer da a conocer cómo se manejaba la brujería dentro del Palacio de Miraflores, donde el fallecido presidente la practicaba. Además muestra lo inseguro, voluble  y miedoso que era Chávez, a quien Fidel Castro pudo controlar por medio de la santería.

Según Placer, “estas creencias personales de Chávez y su entorno, esta inclinación profundamente supersticiosa, no sólo tuvo consecuencias para él sino también para Venezuela. Fidel Castro, viendo en Chávez una marcada debilidad en estos temas, lo rodeó de babalawos cubanos que tenían una doble función: asesorar en materia espiritual a todos los altos jerarcas del chavismo y tejer una red de espionaje”.

Asimismo explica que estos espías babalawos “saben cada paso que dan los altos jerarcas del chavismo, sus amigos, sus relaciones, sus amantes. Han sido la estrategia más eficaz para la infiltración del gobierno cubano en Venezuela”. Asegura que aún hay muchos de ellos “asesorando a altos jerarcas militares y a gobernadores”.

Estas aseveraciones las corrobora el babalawo Carlos Valdés en su intervención durante la presentación del libro, en un restaurante venezolano de Doral, ciudad de Miami. Valdés dice que él estuvo presente en rituales que se le hicieron a Chávez.

Además asegura que los Castros llenaron a Venezuela de brujos. “Fidel se dio cuenta de la debilidad de Chávez, al ex mandatario lo rodearon de babalawos espías que se encargaban de seguir la manipulación a distancia que hacía Fidel Castro al militar supersticioso de Sabaneta”, dijo Valdés. Reseñó El Nuevo Herald.

Comentarios

comentarios