article-thumb
   

El Nuevo Herald revela nexos de El Aissami con Hezbolá, Makled y Barrera

Mónica Dejeki

Caracas, 15 de febrero.- Tareck El Aissami fue declarado como narcotraficante esta semana por Washington, además, es visto como una doble amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos al representar la unión de dos grandes flagelos: el terrorismo y el narcotráfico.

 Martín Rodil, un experto consultado por distintas agencias en Washington sobre temas de seguridad vinculados a Venezuela, afirmó que“El Aissami representa un coctel muy peligroso para la seguridad nacional de Estados Unidos, que es la mezcla del narcotráfico clásico con una conexión con Hezbolá”.

En un artículo de El Nuevo Herald, señaló que esta es una conexión que ha resultado ser muy lucrativa para El Aissami pero muy nociva para el resto del mundo. La organización criminal que lidera es uno de los principales proveedores de la red de droga que Hezbolá opera en Europa.

Lea también: Informe revela nexos de Tareck El Aissami con terroristas islámicos y narcotraficantes

“Los dineros que derivan las ventas de esas drogas, lo terminan convirtiendo en parte del financiamiento que tiene Hezbolá en el Líbano, y es utilizado en actividades que van desde atentados terroristas hasta ataques al Estado de Israel”, dijo Rodil, además de engordar su fortuna personal que supera los 3 mil millones de dólares.

El gobierno norteamericano acusa a El Aissami de faciltar envíos de narcóticos desde Venezuela y ejercer el control sobre aviones que despegaban desde una base aérea nacional, además de controlar las rutas de la droga que salía por puertos venezolanos.

El Aissami recibió pagos para facilitar los envíos de droga pertenecientes al capo de la droga Walid Makled García.

El Departamento del Tesoro dijo que El Aissami también está vinculado con la coordinación de envíos de droga a Los Zetas y suministrar protección al capo de la droga colombiano Daniel Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco.

Comentarios

comentarios