article-thumb
   

Francisco toca temas incómodos en Capitolio: “Nunca le den la espalda a los inmigrantes”

Admin

Lohena Reverón.- El Papa Francisco hace historia en su paso por Estados Unidos. Durante su discurso en el Congreso, sin duda incomodó a los políticos americanos, a quienes solicitó no dar nunca la espalda a los inmigrantes, sobre los cuales dijo “no siempre fueron respetados”. Un tema que causa controversia de cara a las próximas elecciones primarias, con el objeto de sustituir al presidente Barack Obama.

Francisco tampoco estará presente el lujoso almuerzo de Capitolio, en cambio visitará a personas sin hogar, atendidos por la caridad católica.

Papa-Congreso-2

El Vicario de Cristo, inició su discurso con la última frase del Himno Nacional de Estados Unidos: la tierra de los libres y el hogar de los valientes. Pese a que solo el 30% de los congresistas es católico, fue aplaudido de pie y escuchado atentamente por republicanos y demócratas, a quienes pidió además la abolición mundial de la pena de muerte. “La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo”, agregó.

Francisco mencionó  a Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day, Thomas Merton, haciendo referencia a las bases que sentaron estos personajes en la comunidad estadounidense. Dijo sobre Lincoln, el guardián de la libertad, quien trabajó incansablemente para que “esta nación, bajo Dios, tuviera un renacimiento de libertad”. Invitó a construir un futuro de libertad requiere amor por el bien común y cooperación.

Francisco fue recibido por los congresistas en medio de aplausos
Francisco fue recibido por los congresistas en medio de aplausos

“Nuestro mundo es un lugar de violencia, odio y atrocidades brutales que incluso se cometen en nombre de Dios y de la religión. Sabemos que ninguna religión es inmune a las formas de engaño individual o extremismo ideológico. Esto significa que debemos estar particularmente atentos a cada tipo de fundamentalismo, así sea religioso o de otro tipo”, dijo.

Papa-Congreso-3

El papa consideró en su discurso, pronunciado en inglés, que “ser un agente de diálogo y de paz significa estar verdaderamente determinado a atenuar y, en último término, a acabar con los muchos conflictos armados que afligen nuestro mundo”. Y a continuación se preguntó: “¿Por qué las armas letales son vendidas a aquellos que pretenden infligir un sufrimiento indecible sobre los individuos y la sociedad? Tristemente, la respuesta, que todos conocemos, es simplemente por dinero”.

Denunció que se trata de “un dinero impregnado de sangre, y muchas veces de sangre inocente. Frente al silencio vergonzoso y cómplice, es nuestro deber afrontar el problema y acabar con el tráfico de armas”, pidió el pontífice.

 

Comentarios

comentarios