article-thumb
   

En seis meses los venezolanos han perdido de 8 a 15 kilos por “la dieta de Maduro”

Alejandro Carranza

El Cooperante.- El concejal del municipio Mariño en el estado Aragua, Emer Álvarez, denunció que  la mayoría de los venezolanos en los últimos seis meses han perdido un promedio de 8 a 15 kilos de peso producto de la mala alimentación a la que se han sometido que algunos llaman “la dieta de Maduro“.

Lea también: Deprimente y humillante: el Gobierno busca garantizar “algo tan soberano como la hallaca”

A juicio del concejal  “es casi inevitable” el colapso de la economía nacional en cuestión de meses, sino se aplica el Plan de Estabilización Económica que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) presentó al Ejecutivo Nacional como una propuesta denominada “Estabilización Solidaria”, el pasado mes de junio, con el fin de corregir los desequilibrios existentes en la economía del país.

Del mismo modo explicó que en esta propuesta se le planteó al gobierno nacional el ajuste de precios de los bienes que permitieran generar rentabilidad a las empresas productoras; la sinceración de precios de la gasolina y la electricidad, la unificación de la moneda y la flotación de la misma donde el mercado determinará el precio del dólar.

El legislador local por el partido Primero Justicia en el municipio Mariño expresó que los habitantes de esta localidad aragüeña, así como en el resto del país, se encuentran desesperados al observar que los pocos productos de la cesta alimentaria que están llegando a los supermercados están apareciendo a precios muy superior a la capacidad adquisitiva de los trabajadores venezolanos.

Señaló que es evidente que el problema es que se necesita rescatar el valor de la moneda, o  terminar de dolarizar  los salarios, “debido a que los precios de los productos de la cesta básica tiene un valor ya dolarizado”.

Álvarez expresó que si no se detiene el proceso inflacionario, el colapso económico es inminente, dado que lo que queda del empresariado nacional, no va a poder responder a la destrucción del sistema de precios que ya es inocultable.

Comentarios

comentarios