article-thumb
   

“En Venezuela hay más pobres que ayer”, denuncia presidente de Fedecámaras en la OIT

Eileen Garcia

El Cooperante.- Este jueves, el presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecamaras), Francisco Martínez, denunció que en los últimos 17 años, la organización ha sido excluida en los debates realizados por el Gobierno.

Durante la Conferencia Internacional del Trabajo (OIT), señaló que “se le desconoce en todos los mecanismos de interlocución y debates que requiere la vida democrática: en la formulación de leyes, en el diseño de la política laboral y en la búsqueda de soluciones a los gravísimos problemas que vive Venezuela”.

Un ejemplo de ello, asegura Martínez, es la Ley del Trabajo del año 2012, “aprobada sin el debido debate parlamentario, y diálogo social”. Dicha ley, “incorporó una serie de condiciones a la relación de trabajo que atentan contra la generación de empleo y el mejoramiento de su calidad, por cuanto está divorciada de la realidad económica que atraviesa el país y de las tendencias globales en desarrollo en el mundo moderno”.

Asímismo, en medio de su alocución en Ginebra, hizo mención a las distintas empresas extranjeras que han desconsolidado sus operaciones en Venezuela de sus balances, habló sobre las líneas aéreas han dejado de operar en nuestros aeropuertos y de los miles de videos que muestran multitudes de venezolanos en interminables filas en búsqueda de la alimentación.

“¿Cómo se puede entender esto en un país como el nuestro, en el que se encuentran las reservas probadas de petróleo más voluminosas del mundo?”, se preguntó Martínez.

En Venezuela hoy hay más pobres que ayer

Por otra parte, aseveró que salario mínimo del venezolano equivale a 30 dólares mensuales. Un hecho que calificó como “triste”, por cuanto, lleva al trabajador a vivir en los “límites mínimos de satisfacción de sus necesidades primarias y de sobrevivencia”.

A su juicio,  en Venezuela hay más pobres que ayer: “desabastecimiento, inflación, inseguridad y pérdida del poder adquisitivo es el saldo de las políticas gubernamentales que han generado, cada vez, más y más pobres en los últimos 17 años”.

Finalmente, solicitó el apoyo de OIT, con el fin de contribuir con el diálogo social, de cara a superar la crisis económica, restablecer el estado de derecho y garantizar el ejercicio pleno de los derechos y garantías civiles, políticas, económicas, sociales, de educación, salud, información y de seguridad, consagradas en la Constitución Nacional.

Comentarios

comentarios