article-thumb
   

ENH: Maduro, El Aissami y La Habana conspiraron a espaldas de Chávez para heredar el poder

Eileen Garcia

Caracas, 9 de enero.- Enfermo y decepcionado por las manifestaciones de deslealtad, el entonces presidente venezolano Hugo Chávez había decidido apartar de su lado al ahora gobernante Nicolás Maduro y a su recién nombrado vicepresidente, Tarek El Aissami, quienes dándole ya por muerto conspiraron para quedarse con el poder, así comienza el trabajo de El Nuevo Herald.

En el mismo, asegura que Chávez calificó de traidor a El Aissami. “Eres un traidor (…) Estás esperando que yo me muera para quedarte con el poder”, le dijo Chávez desde la hamaca donde descansaba en el palacio presidencial de Miraflores.

Dichas confesiones fueron reveladas por fuentes que conocieron de primera mano las luchas internas del Frente Francisco de Miranda —agrupación procastrista encabezada por Maduro, El Aissami y el ex canciller Elías Jaua— con el 4F, cofradía de militares liderada por oficiales que fundaron con Hugo Chávez el movimiento bolivariano.

“A Chávez se le presenta un informe en el cual se le muestra una serie de situaciones. Al parecer algunas conversaciones y reuniones que se venían dando, y allí es donde se produce una decisión de Chávez de designar a Tarek como candidato a gobernador en Táchira”, agregó la fuente.

Chávez también decidió enviar a Maduro y a Jaua a las gobernaciones de Carabobo y Miranda, respectivamente.

Sin embargo, El Aissami era quien Chávez quería realmente neutralizar, ya que demostraba ser demasiado ambicioso y calculador, dijo la fuente.

Para leer el trabajo completo, haz click aquí.

 

Comentarios

comentarios