article-thumb
   

Entre contrataciones y cargos, el pasado del gerente de Pdvsa preso por escasez de gasolina

El Cooperante

Caracas, 30 de marzo.- El gerente detenido por las irregularidades con el suministro de gasolina la semana pasada en todo el país, Marco Antonio Malavé Tellería, fue director ejecutivo de la estatal petrolera entre 2007 y 2010, responsable para ese entonces de contrataciones vinculadas con la construcción de la fallida refinería Abreu de Lima en Pernambuco, Brasil.

Además, Malavé también estuvo relacionado con la fabricación de un buque petrolero con capacidad para 340.000 barriles, según revela el medio web La Tabla.

Fue el 3 de noviembre de 2009 que Pdvsa lanzó al mar el navío Abreu de Lima, el primero de diez buques que encomendó en astilleros brasileños para la renovación de su flota.En el bautizo de la embarcación estuvo Malavé y el presidente de la refinería binacional (Brasil-Venezuela) Marcelinho Guedes.

Lea también:  ¿Otro chino de Recadi? Privan de libertad a gerente de Pdvsa por escasez de gasolina

El Tribunal 41° de Control del Área Metropolitana de Caracas dictó privativa de libertad al gerente de Comercio Internacional de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Marco Antonio Malavé (47), por presuntamente estar incurso en irregularidades en las contrataciones para el abastecimiento de combustible al mercado nacional. Tal situación fue denunciada ante el Ministerio Público el pasado 23 de marzo por integrantes de la Dirección Ejecutiva de Seguridad Integral de la estatal petrolera.

En la audiencia de presentación los fiscales 73° y 74° nacionales, Arturo Romero y Luis Verde, respectivamente, imputaron al hombre por los delitos de boicot y concierto de funcionario con contratista, previstos y sancionados en la Ley de Orgánica de Precios Justos y la Ley contra la Corrupción.  El  Tribunal 41° de Control del Área Metropolitana de Caracas dictó la medida privativa de libertad contra Malavé, la cual cumplirá en la Dirección General  de Contrainteligencia Militar (Dgcim), ubicada en Boleíta.

Comentarios

comentarios