article-thumb
   

“Es estúpido y peligroso”: Director del JPMorganChase rechazó uso del Bitcoin

El Cooperante

Caracas, 13 de septiembre.- Si algún empleado de JPMorganChase realiza operaciones de inversión con bitcoin en nombre del banco, será despedido “en un segundo”. Así de tajante se mostró su director ejecutivo, Jamie Dimon, durante una conferencia en Nueva York el pasado martes. Su respuesta la razonó en que el uso de la criptomoneda “va contra nuestras reglas, es estúpido y peligroso”.

Lea también: El “bitcoin”, la opción a la que recurren los venezolanos ante la alta inflación

La moneda virtual se ha disparado en los últimos meses a consecuencia de que cada vez más empresas la aceptan como forma de pago. Actualmente, su precio se ha llegado a multiplicar por cuatro en lo que va de año -rondando los 5.000 dólares durante la semana pasada-, por lo que existe el debate de si se existe una burbuja.

No obstante, los últimos sucesos han supuesto un cierto desgaste en la buena salud del bitcoin. La semana pasada el mercado de criptomonedas se dejaba 150.000 millones en pérdidas tras el anuncio de China sobre una posible prohibición de su uso en el país. Ahora, las palabras de Dimon, han provocado una bajada del 2,7%, aunque comienza a dar signos de recuperación.

El directivo de JPMorgan Chase aseguró que el bitcoin es un “fraude” que “no terminará bien”, prediciendo el final de la burbuja. Asimismo, Dimon lo comparó con la del tulipán, en referencia a la fiebre especuladora que arrasó Holanda en el siglo XVII, que hicieron subir el precio de la flor a niveles exagerados.

Le puede interesar: Venezolanos utilizan el sistema de bitcoin para paliar la crisis del país, según The Guardian

Este basa su planteamiento en la carencia de un banco central o gobierno que le dé apoyo legal, sin embargo, apunta que “hay gobiernos que ven el bitcoin como una novedad”. Aunque alude a la relación de la moneda digital con el crimen como gran problema: “Alguien va a ser asesinado y luego el gobierno va a caer”, dijo según La Vanguardia. 

Comentarios

comentarios