article-thumb
   

“Es necesario un cambio y hay que forzarlo en paz”: Monseñor Porras pide a políticos dialogar

Christhian Colina

El Cooperante.- El Arzobispo Metropolitano de Mérida, Monseñor Baltazar Porras, afirmó este viernes que la crisis venezolana es de tan grande magnitud que prácticamente se está obligando a los ciudadanos a la pobreza, lo que a su juicio obliga a los factores políticos a sentarse a conversar y buscar soluciones mancomunadas.

“No como mediadora, nuestro papel ha sido siempre de facilitadores, es el de los buenos oficios de hacer que quienes no quieren ni verse, pues se sienten y se respeten, y se busque una solución más allá de las distintas posturas”, aseveró al ser increpado por la incorporación del Vaticano como mediador en el diálogo que ha explorado la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El prelado, quien este viernes fue ponente en la primera jornada de historia eclesiástica en Barinas, aseveró que es indispensable pensar en el bien de toda la población, pues a su juicio es incomprensible que con el potencial venezolano el país se ubique en los últimos puestos en materia de seguridad, alimentación, trabajo, respeto a los Derechos Humanos y libertades.

“Todo esto nos indica que es necesario un cambio y que hay que forzarlo, digámoslo así, a que se haga en paz, no a través de la violencia o la eliminación de uno, que lo único que nos traería sería más dolor y muerte”, acotó. Porras manifestó que tomando en cuenta que la credibilidad en la institución eclesial es notable en todos los sondeos de opinión que se realizan en el país, los pobres de siempre y los nuevos pobres pueden seguir confiando en la iglesia católica.

“Lo que andamos buscando nosotros no es ni puestos, ni prebendas ni privilegios, sino simplemente que viviendo mejor a todos nos va mejor, y eso es una ganancia colectiva, que es lo que debemos buscar, y no lo que vemos ahora con altos niveles de corrupción, donde hay quienes se han enriquecido al punto que no saben ni lo que tienen”, refirió según El Universal.

Comentarios

comentarios